Le informamos que en esta Web utilizamos cookies propias y de terceros para recabar información sobre su uso, mejorar nuestros servicios y, en su caso, mostrar publicidad mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Puede aceptar expresamente su uso pulsando el botón de “ACEPTAR” o bien configurarlas y seleccionar las cookies que desea aceptar o rechazar en los ajustes. Asimismo, puede obtener más información sobre nuestra política de cookies aquí.

Líder en información
económica del negocio
del deporte

Viernes, 17 Septiembre 202113:01:07

Buscador

;Menu
h Competiciones

Los clubes de LaLiga salvan 2019-2020, pero reducen a la mitad sus beneficios

Un informe del CSD cifra en el 0,1% la subida de ingresos de los equipos de Primera y en el 0,6% el incremento en las entidades de Segunda División.

02 Jul 2021 — 04:51
Palco23
Temas relacionados
Compartir
Me interesa

Los clubes de LaLiga salvan 2019-2020, pero reducen a la mitad sus beneficios

 

Los clubes de LaLiga resisten a la pandemia, pero con mucha menos rentabilidad. En Primera, los clubes lograron unos ingresos de 4.186 millones de euros y unos beneficios de 88 millones en la temporada 2019-2020; mientras que en Segunda facturaron 451 millones, logrando unos números negros de 6,84 millones de euros. Los ingresos totales del fútbol profesional en España llegaron a 4.637 millones de euros y los beneficios, a 94,93 millones. A pesar de que los clubes cerraron la temporada en números negros, sus beneficios se redujeron a menos de la mitad, desde los 227,18 millones de euros que sumaron en la temporada 2018-2019.

 

Los datos han sido recogidos por el Consejo Superior de Deportes (CSD) en un informe elaborado con información extraída del balance de la temporada 2019-2020 obtenida de las cuentas anuales auditadas remitidas por los clubes y las sociedades anónimas deportivas (SAD). El informe del CSD contrasta con el Informe económico financiero 2019-2020 presentado por Laliga el pasado 21 de junio de la mano de PwC, que señala cómo el negocio del fútbol español creció en la 2019-2020 un 3,6% respecto a la temporada 2018-2019, hasta 5.045 millones de euros, y atribuye un resultado neto conjunto de 77 millones de beneficios.

 

Según los datos recogidos por el CSD, los ingresos de los clubes de Primera subieron un 0,1% respecto a la temporada 2018-2019, mientras que en Segunda aumentaron un 0,6%. Los ingresos extraordinarios de los clubes aumentaron “por incremento de los beneficios totales obtenidos por traspasos de jugadores”, detalla el informe, “lo que ha compensado el impacto negativo de la crisis sanitaria en los ingresos ordinarios de los clubes”.

 

 

La incidencia de la pandemia, según el CSD, ha repercutido negativamente en los ingresos ordinarios de los clubes, especialmente en los de taquilla y abonados, con una especial incidencia en los clubes de mayor dimensión económica de la competición. Por su parte, los gastos totales ascendieron a 4.543 millones, de los que 4.098 millones correspondieron a Primera División y 444,37 millones a Segunda División, con un incremento del 3,8% respecto al ejercicio anterior.

 

La pandemia frenó en la temporada 2019-2020 al fútbol español. En marzo de 2020, el estado de alarma obligó a suspender las competiciones, que no fueron reanudadas hasta junio sin público en las gradas. Además, eso supuso que la temporada deportiva finalizase con posterioridad al cierre contable del ejercicio económico, con el consecuente impacto en las cuentas, pese a lo cual el fútbol profesional cerró con beneficios por octavo año consecutivo.

 

 

Aumento de ingresos del 0,1% en Primera

 

En la temporada 2019-2020, los ingresos ordinarios de los clubes de la Primera División cayeron casi un 7,5%, rompiendo así la tendencia de crecimiento que venía observándose desde la temporada 2013/2014, hasta 3.168 millones de euros, una tendencia diferente seguida a la de los gastos ordinarios, que aumentaron un 3,3%, hasta 3.974 millones de euros. La disminución de ingresos ordinarios, acompañada del aumento de los gastos, provocó que el resultado negativo ordinario prácticamente se duplicara, hasta 805,8 millones de euros. La crisis sanitaria tuvo una gran incidencia en este resultado.

 

Por otro lado, el resultado extraordinario de los equipos de Primera mejoró un 37,3%, hasta 893 millones de euros, compensando las pérdidas de ingresos ordinarios, fruto de un aumento de los ingresos extraordinarios del 34,3% debido “fundamentalmente a una importante operación de venta de inmovilizado material que ha llevado a cabo un club y a varias operaciones contables de considerable importe realizadas por otros clubes de la categoría”.

 

Los ingresos totales de Primera apenas aumentaron un 0,1%, hasta 4.186 millones de euros, mientras que los gastos totales crecieron un 3,6%, hasta 4.098 millones. De esta manera, los clubes cerraron la temporada con unos beneficios en conjunto de 88 millones, casi un 39% menos que en la temporada anterior.

 

 

Los derechos audiovisuales se mantienen como la principal fuente de ingresos de los clubes y SAD, representando el 34,5% de los ingresos totales en Primera, con un total de 1.444 millones de euros, tras una reducción de 103 millones de euros, rompiendo la tendencia al alza desde la entrada en vigor del Real Decreto-Ley 5/2015 de venta centralizada de los derechos televisivos. No obstante, hay que tener en cuenta que parte de los ingresos correspondientes a la temporada 2019-2020 se contabilizarán en el ejercicio 2020-2021, ya que la competición finalizó tras el cierre del ejercicio contable. En el caso de Segunda, supusieron el 34,9% del total.

 

Por otro lado, los ingresos derivados de taquilla, abonados y competiciones, se vieron reducidos un 16,1% respecto al ejercicio anterior, hasta 733 millones, como consecuencia de la suspensión de la competición, que estuvo tres meses detenida y no regresó hasta junio de 2020, sin público en las gradas, lo que afectó a la facturación de los clubes, muchos de los cuales devolvieron a sus socios parte del importe del abono y que además les impidió explotar sus estadios para la celebración de eventos. La temporada 2020-2021 se ha disputado casi completamente sin público en las gradas, algo que cambiará de cara a la 2021-2022, después de que el Gobierno eliminara el pasado 24 de junio las restricciones en a la presencia de aficionados en fútbol y baloncesto.

 

Por su parte, los ingresos por publicidad y comercialización en Primera cayeron por segunda temporada consecutiva, un 1,9% hasta 818 millones de euros, tras alcanzar en la temporada 2018-2019 la cifra récord de 862 millones. Aunque el CSD detalla que “la disminución la ha acaparado un solo club y que, de hecho, más de la mitad de los clubes y SAD de la competición han incrementado sus ingresos de estas partidas”.

 

Finalmente, la partida de otros ingresos (de la que forman parte los ingresos financieros, subvenciones a la explotación, arrendamientos, indemnizaciones o cesiones de jugadores) ha aumentado un 19,6%, hasta 171,8 millones de euros. “Aunque el incremento se ha concentrado principalmente en dos clubes, en uno de ellos por los importantes ingresos obtenidos por la cesión de un jugador y en el otro por el reembolso de una considerable cantidad que habían pagado en ejercicios anteriores y que les fue devuelta tras devenir firme un litigio”.

 

 

Los gastos totales crecieron un 3,6%

 

Los clubes y SAD de la Primera División gastaron un 3,7% más en la temporada 2019-2020, hasta un total de 4.098 millones de dólares, ya que a pesar de la crisis sanitaria por la pandemia del Covid-19 no pudieron contener su gasto. Los gastos ordinarios aumentaron un 3,3%, mientras que los extraordinarios se dispararon un 15,7%.

 

Los gastos que más aumentaron fueron las amortizaciones, pese a que una temporada más el gasto en personal se mantuvo como el principal coste al que tuvieron que hacer frente los equipos de Primera, tras crecer un 1,2%, hasta 2.103 millones. Entre amortizaciones y gastos de personal representaron el 70,3% de los gastos totales, hasta 2.879 millones, pese a que “la mayoría de clubes y SAD han firmado acuerdos de reducción salarial con sus trabajadores o bien han aplicado ERTEs a sus empleados, para intentar compensar con ello las pérdidas de ingresos derivadas de la crisis sanitaria”.

 

Por su parte, las amortizaciones, derivadas de los derechos de adquisición de jugadores, se elevaron un 32,2%, hasta 863 millones, como consecuencia de que “todos los clubes de la categoría, salvo uno, han aumentado este gasto”.

 

En cuanto a la categoría de otros gastos, derivados del pago de transportes o suministros, además de pagos a los agentes o licencias de primera inscripción en competición, disminuyó un 5,5% hasta 804 millones de euros, pese a que la “reducción se ha concentrado en solo tres clubes principalmente”. 

Me interesa
Publicidad
Compartir
Normas de participación

info@palco23.com

 

Política de validación de los comentarios:

 

Palco23 no realiza validación previa para la publicación de los comentarios. No obstante, para evitar que comentarios anónimos afecten a derechos de terceros sin capacidad de réplica, todos los comentarios requieren de un correo electrónico válido, que no será publicado.

 

Escribe tu nombre y dirección de email para poder opinar sobre esta noticia: tras hacer click en el enlace que encontrarás en el correo de validación, tu comentario será publicado.

0 comentarios — Se el primero en comentar
...