06 Oct 2022 | 00:45

Líder en información económica del deporte

Competiciones

Las ligas europeas amenazan con llevar el Mundial de Qatar 2022 ante los tribunales

Marc Menchén

21 mar 2015 - 12:46

El acuerdo entre la Fifa y la European Club Association (ECA) apuntaba ayer a una posible atemperación de los ánimos entre las ligas europeas, pero no ha sido así. La asamblea general de la European Professional Football Leagues (EPFL) ha aprobado hoy una resolución en la que muestran su disconformidad con que el Mundial de Qatar 2022 se celebre en invierno y apoyarán a cualquier liga que lleve la decisión ante los tribunales.

 

Javier Tebas, presidente de la Liga de Fútbol Profesional (LFP) y que actúa como anfitrión estos días en Barcelona, ha señalado que el campeonato español aún no ha tomado una decisión, pero que no descarta recurrir incluso al Tribunal Administrativo del Deporte (TAS). "Tampoco vamos a quedarnos con los brazos cruzados", ha advertido el dirigente de la patronal española.

 

Fréderic Thiriez, presidente de la EPFL, ha recordado que el acuerdo entre la Fifa y la ECA, por el que se triplican los ingresos que perciben por ceder a los jugadores, sólo beneficiará a los grandes clubes y no tiene en consideración a los de menor tamaño. "Tenemos el deber de proteger el interés de todos; es posible jugar en mayo y no aceptamos que se dispute en invierno".

 

En este sentido, el dirigente ha avanzado que "estamos listos para apoyar cualquier acción legal que tomen individualmente las ligas en el futuro". Thiriez ha recordado que el traslado de verano a invierno "daña seriamente a las ligas europeas" y tendrá "un impacto directo" en los ingresos de las mismas.

 

¿Cómo qué? Tebas ha enfatizado que una de las virtudes de los campeonatos ligueros es "la continuidad para fidelizar a los clientes". Por ello, y ante el riesgo de que la Fifa no tenga en cuenta su petición a la hora de elaborar el calendario internacional 2019-2022, exigirán compensaciones; no ha desvelado de qué tipo, pero todo apunta a aportaciones económicas.

 

El dirigente patronal ha señalado que no sólo son agravios económicos lo que producirá pasar el Mundial de verano a invierno, sino que también sufrirán los futbolistas. "¿Qué hacemos con los 600 jugadores que se quedarán parados dos meses? Las ligas somos grandes, pequeños y medianos", ha insistido Tebas, quien ha recordado que todos los deportistas que no acudieran a la cita mundialista podrían sufrir problemas físicos.