26 May 2022 | 00:18

Líder en información económica del deporte

Competiciones

Las ligas europeas advierten de desequilibrios por el nuevo reparto de ingresos de la Uefa

Las competiciones consideran que el fuerte aumento de los ingresos de los clubes participantes, hasta 3.400 millones de euros anuales, “aumenta aún más las diferencias económicas entre los clubes” de una misma liga.

Palco23

06 abr 2018 - 19:00

El gran negocio en el que se ha convertido la Champions League no acaba de convencer a las ligas europeas, que temen la generación de fuertes desequilibrios entre los clubes que participen en torneos de la Uefa y los que no. En el próximo ciclo audiovisual se repartirán 3.400 millones de euros, frente a los 2.300 millones actuales, una fuerte plusvalía que podría blindar la presencia de los participantes habituales en este torneo por su mayor disposición de recursos.

 

En un comunicado, la renombrada asociación European Leagues ha advertido de que la distribución que se propone “no es beneficiosa para mejorar el equilibrio competitivo en el fútbol europeo”. Cualquier participante en Champions League podrá llevarse un mínimo de 15 millones de euros, con un bonus de hasta 32 millones de euros por su ránking histórico, según datos que desveló Mundo Deportivo.

 

De ahí que los organizadores de los campeonatos nacionales denuncien que el modelo de reparto propuesto, en que se premia lo deportivo por encima del mercado audiovisual, “aumenta aún más las diferencias económicas y financieras entre los clubes de la misma liga”. “La inclusión del nuevo pilar de coeficiente entre los criterios de distribución favorece a los clubes que participan repetidamente en la Champions League y la Europa League, o clubes que históricamente han ganado títulos”, critican, sobre la falta de oportunidades que podría suponer para nuevos equipos.

 

La organización, entre las que se incluye LaLiga, ha avanzado que en la próxima reunión del comité ejecutivo de la Uefa  pondrá sobre la mesa “varias propuestas para abordar este desequilibrio continuo y creciente”. No obstante, no ha trascendido qué tipo de medidas correctoras propondrán, o si lo que se planteará es un aumento de los fondos para apoyar el desarrollo en otros países.

 

Por otro lado, se ha acordado una “armonización de la ventana de transferencia de verano”, de manera que todas las ligas cierren el mercado el 31 de agosto. Algunas competiciones ya han decidido anticipar ese cierre al día antes de que arranque la temporada, de manera que se evite que un equipo pueda perder piezas clave sin margen de maniobra. “Garantizará que todas las transferencias de jugadores concluyan después de que se hayan realizado las rondas de clasificación para las competiciones de clubes europeos”, argumentan.