08 Dic 2021 | 07:48

Líder en información económica del deporte

Competiciones

Las carreras populares regresan en 2021: 40 menos que antes del Covid y límite de inscritos

La mayoría de las pruebas se han tenido que reprogramar, provocando un calendario muy apretado a partir de septiembre.

Miquel López-Egea

25 ago 2021 - 05:00

Las carreras populares regresan en 2021: 40 menos que antes del Covid y límite de inscritos

 

 

Las carreras populares resisten, pero con mucho sudor. En 2021, varias carreras populares, incluidos maratones, se han debido reprogramar y la gran mayoría de pruebas aún están agendadas para después verano. Los organizadores encontrarán un calendario apretado que provocará mucha competencia en el negocio de las carreras populares.

 

Según el calendario oficial de la Real Federación Española de Atletismo (Rfea) están previstas un total de 66 pruebas de ruta en 2021, incluyendo los campeonatos nacionales de la modalidad y teniendo en cuenta que hay carreras que se disputan en el mismo circuito y recorrido, pero con distancias diferentes. Entre estas pruebas figuran algunas tan emblemáticas como los maratones y medio maratones de Barcelona, San Sebastián, organizados por RPM-Mktg, Logroño o Bilbao, además de la mítica San Silvestre.

 

La prueba que ya cayó del calendario fue el Maratón de Sevilla, suspendido alegando que las fechas que se les ofrecían para celebrar la prueba pondrían en peligro su viabilidad económica y los reconocimientos internacionales que ha venido cosechando en las anteriores ediciones. Hasta ahora, sólo se han celebrado seis pruebas oficiales de este tipo en España.

 

 

 

 

En 2020 estaban previstas un total de 83 carreras, pero finalmente sólo se pudieron celebrar 28 pruebas en el país. Antes de que el Gobierno decretase el primer estado de alarma, en marzo del año pasado,se celebraron 20 carreras en el país. Posteriormente, se desarrollaron sólo ocho carreras bajo el paraguas de la Rfea, aunque en algunas sólo pudieron participar corredores profesionales, como fue el caso del Maratón de Valencia o los diez kilómetros de Alcobendas.

 

Estas cifras son muy distintas a las de 2019, cuando se celebraron un total de 107 pruebas en el país, es decir, 41 carreras más que en 2021, teniendo en cuenta también los campeonatos nacionales en las diversas categorías de la modalidad de ruta.

 

Tras la pandemia, las carreras están obligadas a reinventarse, puesto que se tendrán que centrar en cuidar todos los protocolos y estarán obligadas a controlar el límite de participantes, en muchos casos establecidos por las propias restricciones de las comunidades autónomas donde se celebran.

 

Otro de los escenarios en los que trabajan las organizaciones es dar prioridad o facilidades a todos los corredores que tengan su pauta de vacunación completa. De lo contrario, las alternativas pasan por realizar o exigir test de antígenos o PCR a todos los participantes.

 

Asimismo, hay que tener en cuenta que, a causa de la quinta ola, tras el verano se pueden decretar restricciones en el país, por lo que el sector no descarta que alguna otra prueba acabe cayendo del calendario.

 

 

 

 

La no disputa de las carreras ha implicado que muchas pruebas perdieran a sus patrocinadores y, por lo tanto, tras el Covid-19, algunas no han podido regresar. Generalmente, las carreras que han aguantado han sido aquellas que contaban con una estructura empresarial detrás, una administración o un mecenas; en el otro extremo todas aquellas que formaban parte de un club de atletismo amateur lo han tenido más complicado.

 

En este sentido, muchas pruebas también han considerado que no les sale rentable su celebración con un grupo pequeño de corredores porque los costes se mantienen. Además, en comparación con las marchas cicloturistas, el coste de las inscripciones es mucho menor, por lo que tiene que haber muchos más inscritos en cada prueba, un hecho muy complicado en tiempos de pandemia.

 

Pese a que muchos organizadores intentaron renegociar los acuerdos con los patrocinadores y que algunas se atrevieron a reinventarse en virtual, como hizo por ejemplo el Maratón de Valencia o Club La Santa, muchas empresas se vieron abocadas en 2020 a los expedientes de regulación temporal de empleo y los créditos avalados por el Instituto de Crédito Oficial (ICO). En 2021, algunos organizadores no han podido levantar cabeza: de hecho, ha habido clubes que incluso han desaparecido y su oportunidad de recuperarse no ha llegado.

 

Ahora, la esperanza del sector pasa por la vacunación y porque la demanda de más actividad al aire libre implique que aumenten las inscripciones a los eventos. En el sector urge también un relajamiento de las restricciones, puesto que es necesario organizar carreras numerosas si las empresas no quieren estar abocadas a las pérdidas.

 

Pese a que el número de pruebas ha caído significativamente, el número de federados en España se ha mantenido relativamente, con tan solo una caída del 5% en 2020, con 89.470 federados en el país, 4.814 federados menos que en 2019.