29 Nov 2021 | 17:52

Líder en información económica del deporte

Competiciones

Las 24 Horas de Le Mans se aplazan a agosto para esquivar la puerta cerrada

La edición número 89 de la carrera francesa de resistencia, prevista para los próximos 12 y 13 de junio, se celebrará finalmente en agosto para ofrecer “la mayor probabilidad de que puedan asistir espectadores a la prueba”.

Palco23

04 mar 2021 - 17:53

Las 24 Horas de Le Mans se aplazan a agosto para esquivar la puerta cerrada

 

Las 24 Horas de Le Mans cambian de fecha. El Automóvil Club de l'Ouest (ACO) ha reprogramado la prueba, que en vez de celebrarse los próximos 12 y 13 de junio tendrá lugar el 21 y el 22 de agosto para tratar de esquivar la puerta cerrada.

 

El ACO, organizador de las 24 Horas de Le Mans, de acuerdo con el Campeonato Mundial de Resistencia (FIA WEC) y la Fédération Internationale Automobile (FIA), han optado por posponer la prueba.

 

De acuerdo con el responsable de la prueba, se ha tomado esta decisión “al principio de la temporada para dar a los competidores, socios y espectadores la mayor visibilidad posible”, al mismo tiempo que se mantiene el calendario actual del Mundial de Resistencia. Las fechas de las demás carreras y eventos que se celebrarán en el circuito de Le Mans permanecen sin cambios. 

 

 

Pierre Fillon, presidente del ACO, considera que “aunque fue una decisión difícil de tomar, es la correcta”. “Sería impensable celebrar las 24 Horas de Le Mans a puerta cerrada por segundo año consecutivo”, detalla. “Estamos trabajando muy duro para organizar un evento seguro, con todas las precauciones de salud necesarias en su lugar”, asegura.

 

Debido a la pandemia del coronavirus, las 24 Horas de Le Mans de 2020 no se celebraron en la fecha en la que estaban previstas. En junio del año pasado se llevó a cabo una edición en formato virtual, con victoria para Rebellion Williams en la general y para Porsche entre los GTE. Finalmente, la prueba tuvo lugar el pasado septiembre con triunfo para Sebastien Buemi, Kazuki Nakajima y Brendon Hartley, sin público en las gradas.