Competiciones

LaLiga y Kpmg aseguran que la competición perdería un 55% de sus ingresos por la Superliga

El estudio indica que FC Barcelona y Real Madrid ingresarían 400 millones más entre ambos y pasarían de los 675 millones y 735 millones previstos para este curso 2022-2023 hasta 874 y 847 millones con el proyecto de la Superliga.

LaLiga y Kpmg aseguran que la competición perdería un 55% de sus ingresos por la Superliga
Tebas ha remarcado que “no se trata de una competición, sino un concepto ideológico que nació en el 2000 liderado por Florentino Pérez, el presidente del Real Madrid, para que los grandes clubes europeos, los que más dinero ingresan, tengan el control”.

Palco23

02 dic 2022 - 17:20

La factura de la Superliga. Según un informe pericial de LaLiga y Kpmg sobre el perjuicio económico de la European Super League, los clubes de LaLiga Santander, excepto FC Barcelona y Real Madrid, perderían un 55% de sus ingresos, pasando de 3.210 millones de euros a 2.401 en este ejercicio si la competición se desarrollara.

 

El impacto en los derechos audiovisuales sería del 64% y un descenso de 1.208 millones de euros en el caso de jugarse los encuentros en el fin de semana. Si tuvieran que disputarse entre semana ascendería a un 69,2% y se percibiría cerca de 1.301 millones de euros menos.

 

Además, el estudio indica que FC Barcelona y Real Madrid ingresarían 400 millones de euros más entre ambos y pasarían de los 675 millones de euros y 735 millones previstos para este curso 2022-2023 hasta 874 millones de euros y 847 millones con el proyecto de la Superliga, ya que se verían “penalizados” por el deterioro del valor de la Liga de Campeones y LaLiga, según la patronal.

 

Así, Real Madrid pasaría de tener un presupuesto de 736 millones a 847 millones de euros y FC Barcelona de 675 a 874 millones de euros. Pero, en cambio, Atlético de Madrid reduciría su presupuesto de 373 millones de euros a 138 millones Sevilla de 173 millones a 43 millones; Real Sociedad de 130 millones de euros a 53 millones; Villarreal de 120 millones a 40 millones; Betis de 107 millones de euros a 39 millones; Espanyol de 101 millones a 45 millones; Valencia CF de 98 millones a 40 millones y Athletic de 97 millones a 40 millones.

 

 

 

 

De esta manera, Javier Tebas, presidente de LaLiga ha asegurado en la sede de la Confederación Española de Organizaciones Empresariales (Ceoe) que “la SuperLiga supondría la ruina de 1.500 clubes y la destrucción de las ligas nacionales”, ya que “el modelo de la Superliga es un círculo vicioso y genera vasos comunicantes: vacía los ingresos de las ligas para dárselo a los grandes clubes”.

 

Tebas ha remarcado que “no se trata de una competición, sino un concepto ideológico que nació en el 2000 liderado por Florentino Pérez, el presidente del Real Madrid, para que los grandes clubes europeos, los que más dinero ingresan, tengan el control”.

 

Por su parte, José Guerra, director de operaciones de LaLiga, ha explicado que “las cuarenta ligas domésticas europeas integran un total de 1.554 clubes con unos ingresos de 25.725 millones de euros y unos derechos audiovisuales de 11.000 millones de euros, dando empleo a 75.140 trabajadores, además de 53.715 futbolistas”. Y todo ello “en un formato en el que los clubes deben decidir el futuro de las competiciones”.

 

Entre las principales conclusiones de LaLiga, a raíz de los datos del informe de Kpmg, se destaca las ligas domésticas en cada país son el motor de la industria, representando más del 70% del valor del fútbol en Europa y que la Superliga destruiría el ecosistema económico-deportivo de Europa, impactando en el reparto del dinero entre clubes y federaciones europeas. Además, a corto plazo habrá un vacío económico de las ligas domésticas en favor de la Superliga, un modelo que a medio plazo acarreará la reducción de ingresos para sus propios clubes. “Existe un modelo exitoso en Europa con un ecosistema equilibrado, lo que ha permitido crear una gran industria que la Superliga destruiría por completo. Se deben llevar a cabo reformas, pero la Superliga no es la solución”, afirma la patronal.