Competiciones

LaLiga dispara su deuda a 1.819 millones de euros por el acuerdo con CVC

Los fondos procedentes de la gestora de fondos se instrumentalizan a través de un contrato de cuenta en participación que tiene vigencia hasta el 1 de enero de 2072. La remuneración a la británica CVC va desde el 7,9% al 8,6%.  

LaLiga dispara su deuda a 1.819 millones de euros por el acuerdo con CVC
Sobre este concepto de ingresos netos distribuibles, los clubes calculan la parte que les corresponde de los ingresos derivados de la explotación y comercialización conjunta de los derechos.

Miquel López-Egea

14 nov 2022 - 20:46

LaLiga dispara su deuda. La patronal cerró 2021-2022 con un pasivo de 1.253,5 millones de euros, frente a los 234 millones a cierre del año anterior, a causa del acuerdo con CVC. Concretamente, la entidad contabiliza un pasivo no corriente de 794,9 millones de euros por el acuerdo, mientras que el pasivo corriente por el acuerdo con la gestora de fondos es de 42,5 millones de euros.

 

La deuda no corriente de LaLiga con entidades de crédito aumentó un 0,7%, hasta 45 millones de euros, mientras que la corriente se triplicó, hasta 47,2 millones de euros. Por otro lado, la deuda con empresas vinculadas creció un 81,5%, hasta 277,5 millones de euros, mientras que la deuda con proveedores lo hizo un 85,7%, hasta 141,5 millones de euros.

 

En este contexto, según consta en su memoria de sus cuentas anuales, los fondos procedentes de CVC a Laliga se instrumentalizan a través de un contrato de cuenta en participación. Dicho contrato, firmado el 1 de febrero, tiene vigencia hasta el 1 de enero de 2072, por cincuenta años.

 

 

 

Según dicho contrato, el inversor aportará a LaLiga fondos por un importe de 1.929,4 millones de euros para la mejorar de las competiciones con el objeto de potenciar el valor de los derechos audiovisuales a cambio de una participación variable consistente en un porcentaje de los ingresos netos distribuibles derivados en cada temporada de la actividad de comercialización. Además, las partes han acordado liquidaciones periódicas en la cuenta en participación.

 

Por lo tanto, se consideran ingresos netos distribuibles de una temporada el resultado neto de la cuenta de comercialización de los derechos audiovisuales de LaLiga correspondiente a la temporada de que se trate, excluyendo determinados ingresos y gastos acordados.

 

Por otro lado, sobre este concepto de ingresos netos distribuibles, los clubes calculan la parte que les corresponde de los ingresos derivados de la explotación y comercialización conjunta de los derechos.

 

Además, las cuentas señalan que el contrato establece un criterio de remuneración del inversor sobre los ingresos netos distribuibles en función de la relación entre el resultado bruto de explotación (ebitda) de cada ejercicio y el ebitda objetivo de un plan de negocio de referencia. Así, se establecen unos porcentajes que van desde un máximo del 8,6% hasta un mínimo del 7,9%.

 

 

 

 

Sin embargo, se ha establecido un criterio particular con porcentajes de remuneraciones especiales para los cuatro primeros ejercicios, ya que en los dos primeros ejercicios el inversor aún no habrá aportado todos los fondos comprometidos y las inversiones no habrán podido ofrecer la rentabilidad buscada.

 

La financiación se ha instrumentado mediante préstamos participativos a los clubes hasta un importe de 1.899,4 millones de euros, de los cuales se han transferido 623,6 millones de euros durante 2022. 

 

La patronal elevó sus ingresos un 1,2% en la temporada 2021-2022, hasta 1.941,8 millones de euros, y redujo sus pérdidas hasta seis millones de euros, frente a los números rojos de 16,2 millones de la temporada anterior, según se desprende de las cuentas anuales de la entidad.