Líder en información económica del deporte

Competiciones

La WTA lanza un tercer torneo en Australia para esquivar las restricciones

El circuito femenino crea la nueva competición de categoría WTA 500 para que las tenistas puedan llegar en buena forma al Open de Australia.

Palco23

24 ene 2021 - 19:32

La WTA lanza un tercer torneo en Australia para esquivar las restricciones

 

 

La WTA esquiva la cuarentena. El circuito femenino de tenis ha anunciado hoy la creación de un torneo adicional en Melbourne (Australia), de categoría WTA 500, para que las tenistas que no han podido entrenar por la rígida cuarentena impuesta por las autoridades del país puedan llegar en buena forma al Open de Australia, el primer Grand Slam de la temporada.

 

El circuito tendrá tres torneos en Melbourne, los dos previstos entre el 31 de enero y el 6 de febrero (Gippsland Trophy y el Yarra Valley Classic) y uno nuevo del 3 al 7 de febrero. Todos de la misma categoría. Asimismo, Tennis Australia, organizador de las competiciones, ha retrasado 24 horas el inicio de los dos torneos ATP 250 y el torneo por equipo por los mismos motivos, que empezaran el 1 y 2 de febrero.

 

“Ha sido un momento particularmente duro para los tenistas en cuarentena, y nosotros, junto con la WTA y la ATP, quisimos hacer todo lo posible para ayudar”, ha asegurado el director del Open de Australia, Craig Tiley. “Estos cambios se han realizado para dar a las 72 tenistas en cuarentena un poco de tiempo extra para ayudarles a prepararse”, ha remarcado. “También les daremos prioridad para sesiones de entrenamiento, gimnasio y baños de hielo", ha añadido.

 

 

 

 

 

“Nuestro objetivo número uno con Tennis Australia y la WTA era ser lo más justo posible con los jugadores que salen de una dura cuarentena”, ha remarcado Andrea Gaudenzi, presidente de ATP. “Todas las medidas ayudarán”, ha sentenciado.

 

En total, son 72 los tenistas que participarán en el Grand Slam y que tienen que cumplir catorce días de cuarentena después de que nueve personas dieron positivo en tres vuelos chárter de Abu Dabi, Doha y Los Ángeles, que trasladaban exclusivamente a los participantes a la prueba.

 

Todos los jugadores estaban obligados a someterse a una cuarentena de dos semanas al llegar a Australia, pero se les concedió una exención para entrenar al aire libre durante varias horas al día. Sin embargo, los afectados no pueden salir de su habitación.