Líder en información económica del deporte

Competiciones

La Volta aumenta su presupuesto un 15% para 2021 por el protocolo anti-Covid

Gracias a la administración pública, la carrera, que tiene un acuerdo con ASO para los derechos comerciales, consiguió equilibrar las cuentas de 2020.

Miquel López-Egea

08 ene 2021 - 05:00

La Volta aumenta su presupuesto un 15% para 2021 por el protocolo anti-Covid

 

 

La Volta Ciclista a Catalunya aumenta su presupuesto por el Covid-19. La competición, organizada por Club Volta Ciclista a Catalunya Associació Esportiva y presidida por Rubèn Peris, que se celebrará del 22 al 28 de marzo de 2021, presenta un presupuesto de 1,7 millones de euros. Esta cifra supone un 15% más que en la anterior edición, celebrada en 2019, cuando se situó en 1,5 millones de euros.

 

“La carrera no peligra, la afrontamos con medidas muy estrictas y pensando que la podemos hacer”, asegura Peris a Palco23. “Trabajaremos con el mismo esquema que el Tour y la Vuelta, con una burbuja para todas las personas implicadas, desde los equipos hasta la organización, con PCR para todos”, explica. Asimismo, el directivo comenta que “los controles serán exhaustivos, de manera que se pueda aislar a cualquier persona que se encuentre mal, tomando las medidas convenientes”. Para esta edición, la carrera cuenta con un responsable médico y uno de organización específico por el Covid-19.

 

“Hemos tenido que vigilar mucho; por ejemplo, se ha complicado el hospedaje porque los equipos tienen que estar aislados, no será como antes porqué los ciclistas necesitan una serie de medidas que complican la logística”, revela.

 

 

 

 

Respecto al incremento de gastos, Peris asegura que “nos tendremos que espabilar” para obtener esta partida extraordinaria. El 40% de los ingresos de la carrera se corresponden a la aportación realizada por el ejecutivo catalán, mientras que otro 40% se obtiene a través de los ayuntamientos y el 20% restante se corresponde a los patrocinadores.

 

El presupuesto de la carrera presentado no incluye la parte correspondiente a televisión y producción, ya que la carrera tiene un acuerdo comercial con Amaury Sport Organisation (ASO), empresa organizadora del Tour de Francia. De esta manera, es la compañía francesa la que se encarga de gestionar los derechos televisivos de la carrera y quien costea la producción televisiva.

 

El acuerdo está vigente desde 2017 hasta la edición de 2022. “Hemos hecho un salto cualitativo y cuantitativo con ASO por el hecho de que se retransmite a tantos países en directo, pero nuestras infraestructuras son de primer nivel, por lo que tuvimos que aumentar el presupuesto en su momento”, recuerda el directivo. De cara al futuro, “tenemos que hablar porque hay convenios entre las dos partes, pero la relación es buena y tenemos acuerdo para un año más”.

 

La organización tuvo que suspender la edición de 2020, que se iba a celebrar entre el 23 y el 29 de marzo. Tras no poder reubicarse en el calendario, el club organizador de la carrera ha conseguido equilibrar las cuentas tras ingresar 450.000 euros correspondientes a las aportaciones realizadas por parte de la administración pública. Con el 30% del presupuesto establecido la empresa ha podido hacer frente al gasto realizado hasta una semana antes de la competición, cuando la declaración del estado de alarma en España obligó a tomar la decisión, correspondientes a los costes estructurales y de producción de la carrera.

 

 

 

 

“La carrera fue una de las muchas que tuvieron que dejarse de hacer; la ventaja que tenemos es que no somos una empresa, somos una entidad sin ánimo de lucro por lo que no vamos a ganar dinero, sino a cubrir el presupuesto”, destaca. “El último lo hemos cubierto gracias a la ayuda de la Secretaría General de Deporte de la Generalitat, el Ayuntamiento de Barcelona y la Diputación de Barcelona porque sin carrera no hay ingresos por finales de etapa ni patrocinios”, añade. 

 

Asimismo, en caso de que la carrera se tuviera que volver a suspender, Peris asegura que “podríamos aguantar, tomando las mismas medidas que este año, que ha sido de mínimos”. “Estamos en una buena situación económica, la crisis nos afectó a todos, pero nuestra ventaja es que no vamos a hacer beneficio”, subraya el directivo.

 

La Volta cuenta con tres trabajadores contratados (dos fijos y un temporal) y 120 voluntarios, entre ellos, la junta directiva. El resto de personal necesario para el montaje, seguridad o el transporte es por parte de empresas subcontratadas.

 

Este año, la carrera nacida hace más de cien años, ha mantenido el mismo recorrido que en 2020 y contará con la élite del ciclismo mundial. La prueba se iniciará en Calella. La segunda etapa será una contrarreloj en Banyoles mientras que en la tercera y cuarta etapa se vivirán las llegadas de alta montaña, en las estaciones de esquí de Vallter 2000 y de Port Ainé. La quinta etapa finalizará en Manresa tras pasar por Montserrat y la final será Montjuïc, como cada año, pero adaptándose a los protocolos.