03 Dic 2021 | 23:03

Líder en información económica del deporte

Competiciones

La Uefa prepara un plan de 6.000 millones para rescatar a los clubes tras el Covid-19

El plan contará también con una reserva de dinero de emergencia para protegerse ante futuras crisis y tendrá nuevas reglas sobre el fair play financiero.

Palco23

13 ago 2021 - 13:00

La Uefa prepara un plan de 6.000 millones para rescatar a los clubes tras el Covid-19

 

 

La Uefa pretende rescatar a los clubes de Europa tras el Covid-19. El máximo regulador del fútbol europeo está ultimando la puesta en marcha de un rescate de 6.000 millones de euros para repartir entre los clubes del continente, según ha informado Bloomberg.

 

La finalidad del organismo radica en que los clubes europeos se repongan de la crisis generada durante las dos últimas temporadas por la pandemia, que ha hecho que los ingresos disminuyan a causa de la obligatoriedad de disputar la mayoría de los encuentros a puerta cerrada.

 

Asimismo, la Uefa también incluirá en el plan una reserva de dinero de emergencia para protegerse ante futuras crisis y, al mismo tiempo, añadirá nuevas reglas sobre el fair play financiero.

 

 

 

 

Según explica el medio económico, los clubes tendrán acceso a fondos con tasas de endeudamiento más bajas y podrán reestructurar la deuda existente durante períodos más largos, de cinco a siete años, que se llevará a cabo a través de Centricus Asset Management, una firma de inversión con sede en Londres.

 

Un estudio de European Club Footballing Landscape señaló que la proyección actual de pérdidas de ingresos en los equipos europeos para los ejercicios 2019-2020 y 2020-2021 era de 7.200 millones de euros para los clubes de primer nivel, una cifra que se situaba en torno a 1.500 millones para los equipos de nivel inferior.

 

Desde la llegada de la pandemia al continente, las ligas nacionales y las competiciones europeas, tanto la Champions League como la Europa League, se han jugado en gran medida a puerta cerrada, lo que ha supuesto una importante merma de los ingresos.

 

La reducción de los ingresos se ha traducido al mismo tiempo en un recorte de gastos, hasta el punto de que el gasto en transferencias de los clubes europeos en la ventana de verano del año pasado se desplomó un 39%.