Competiciones

La Superliga irá a juicio en junio tras la confirmación de las cautelares

El juzgado del caso ha citado a declarar a las partes involucradas el 14 de junio. Por el momento, las medidas cautelares implican que los clubes fundadores de la Superliga no pueden ser sancionados o expulsados de sus ligas.

La Superliga irá a juicio en junio tras la confirmación de las cautelares
La vista previa tendrá como objetivo intentar un acuerdo o transacción que ponga fin al proceso judicial.

Palco23

12 abr 2022 - 17:00

 

La Superliga, en tela de juicio. El juzgado del caso de la Superliga de fútbol ha confirmado las medidas cautelares acordadas por el juez Ruiz de Lara y ha citado a las partes involucradas a declarar el 14 de junio, en el salón de actos de los juzgados de Plaza de Castilla de Madrid, según Iusport.

 

Las medidas cautelares aprobadas implican que los clubes fundadores de la Superliga no pueden ser expulsados o sancionados por los campeonatos nacionales o por la Unión Europea de Fútbol (Uefa).

 

La vista previa tendrá como objetivo intentar un acuerdo o transacción que ponga fin al proceso judicial, así como examinar las cuestiones procesales que puedan obstar a la prosecución del proceso y a su terminación mediante una sentencia sobre su objeto; fijar con el objeto del proceso; proponer y admitir prueba si procediera, y examinar las cuestiones que puedan plantearse.

 

 

Por otro lado, la justicia también ha declarado a la Federación Internacional de Fútbol (Fifa) en situación de rebeldía procesal, tras no haberse presentado a la vista previa en los juzgados, cuando estaban citados como parte codemandada.

 

La Superliga europea de fútbol se anunció un año el 18 de abril de 2021, después de años de especulaciones e informaciones sobre la creación de una nueva competición europea llamada a sustituir la Champions League. Su objetivo, según el comunicado conjunto preparado para entonces, era salvar el negocio del fútbol tras el Covid-19 y una crisis estructural que conduce a una progresiva pérdida de aficionados.

 

El proyecto pasaba por crear una competición con los 15 mejores clubes del continente (en calidad de clubes fundadores), con una plaza asegurada en la Superliga, y cinco clubes sin plaza garantizada, y que se clasificarían según su rendimiento en la anterior temporada. La nueva competición aspiraba a generar más de 4.000 millones de euros por temporada gracias a los derechos de patrocinio y retransmisiones globales.