20 Ene 2022 | 02:54

Líder en información económica del deporte

Competiciones

La Supercopa vuelve a Arabia Saudí con ingresos de hasta 30 millones para clubes y Rfef

Entre treinta y cuarenta millones de euros se embolsará en los próximos siete años la Real Federación Española de Fútbol (Rfef), quien organiza el evento y lo vendió a Arabia Saudí hasta 2029.                            

La Supercopa vuelve a Arabia Saudí con ingresos de hasta 30 millones para clubes y Rfef
El aforo del estadio King Fahd (Riad) se redujo a la mitad, es decir, hasta 30.000 espectadores

A.F.O.

12 ene 2022 - 05:00

La Supercopa de España se pone en marcha. La competición organizada por la Real Federación Española de Fútbol (Rfef) da comienzo hoy en Arabia Saudí, con un renovado formato final four y con unos suculentos ingresos para los clubes que participan y la propia Rfef, que se repartirán entre treinta millones y cuarenta millones de euros al año.

 

Para hacer más atractiva la competición, la Rfef dio el año pasado un giro de 180 grados al formato; pasando del típico encuentro de ida y vuelta a una especie de final four, donde se enfrentaban los dos primeros clasificados de LaLiga y los dos finalistas de la Copa del Rey.

 

Como consecuencia de la pandemia del coronavirus, la organización del evento tuvo que suspender la celebración de la competición en Arabia Saudí, si bien se movió a contrarreloj para disputar la Supercopa en La Cartuja de Sevilla.

 

De este modo, la Rfef ha conseguido colocar un producto que cada vez contaba con menos cartel (porque siempre lo disputaban los mismos equipos y en fechas complejas) a un territorio donde la pasión por el fútbol español va en aumento.

 

 

 

 

En un primer momento, la federación vendió los derechos en 2019 hasta 2021, si bien más adelante renovó el acuerdo por tres años más y lo amplió en cuatro temporadas, hasta 2029. En total, la federación ingresará, como mínimo, 240 millones de euros a repartir entre federación y clubes participantes en el evento.

 

Para cumplir con la normativa Covid-19 que existe actualmente en la mayoría de competiciones deportivas, el aforo del estadio King Fahd (Riad) se redujo a la mitad, es decir, hasta 30.000 espectadores.

 

Según la propia Rfef, en apenas una hora se agotaron las entradas que el organismo puso a la venta para ver de forma presencial el primer encuentro de la competición, que disputarán Real Madrid y FC Barcelona.

 

El otro encuentro de semifinales lo disputarán Atlético de Madrid y Athletic Club, que será cubierto audiovisualmente en España por las teleoperadoras Movistar y Orange. Esta última alcanzó un acuerdo hace apenas unos días con el canal de Telefónica para poder ofrecer (sin coste adicional) los tres encuentros de la competición.

 

A finales de 2021, la asamblea extraordinaria de la Rfef aprobó el presupuesto para 2022 de la entidad, que se eleva a 406 millones de euros, un 13,4% más que el del año pasado, siendo el gasto más elevado de su historia. Este presupuesto, además, supone el segundo más elevado de las federaciones europeas, sólo por detrás de la federación inglesa.

 

La elección de Arabia Saudí como sede de la competición no ha estado exenta de polémica, debido a las acusaciones de violaciones de derechos humanos y a las limitaciones de las libertades, especialmente de las mujeres. En este sentido, Amnistia Internacional ha reclamado que, en los partidos de Supercopa, los jugadores lleven un brazalete violeta para respaldar los derechos de las mujeres en el país. Por su parte, el presidente de la Rfef, Luis Rubiales, ha insistido en que “mujeres y hombres acudirán al estadio en plena igualdad”.