19 May 2022 | 05:25

Líder en información económica del deporte

Competiciones

La Super Bowl eleva sus espectadores un 13% en 2022, hasta 112 millones

El partido volvió a establecer cifras récord que incluso superaron la media de espectadores prepandemia. La final más vista de la historia fue la de 2015, cuando más de 114 millones de espectadores siguieron el encuentro.

La Super Bowl eleva sus espectadores un 13% en 2022, hasta 112 millones
La cadena estadounidense NBC cobró 6,5 millones de dólares a las empresas por aparecer treinta segundos en su canal

Palco23

16 feb 2022 - 09:51

La SuperBowl vuelve a seducir a la audiencia. La gran final de la National Football League (NFL) de 2022 entre Cincinnati Bengals y Los Angeles Rams ha registrado un índice de audiencia un 13% superior al de 2021, con 112 millones de espectadores en la NBC, según ha informado la compañía en un comunicado.

 

La cifra se sitúa cerca del máximo histórico de la competición, que se estableció en 2015 con más de 114 millones de espectadores. La audiencia de la final del año pasado registró los menores índices de audiencia desde 2007, con apenas 96,4 millones de espectadores. Por su parte, en 2019, la final atrajo a 98,2 millones de espectadores.

 

El interés en el partido final de la NFL de este año regresó por dos razones: fue la primera aparición de los Bengals en una Super Bowl desde 1988 y, además, la final regresó a Los Ángeles por primera vez desde 1993, cuando se llevó a cabo el Rose Bowl.

 

 

 

 

Según destacaba la agencia Rebold, la cadena estadounidense NBC cobró 6,5 millones de dólares a las empresas por aparecer treinta segundos en su canal, un millón de euros más que en la edición del año pasado.

 

La Super Bowl se disputó en el SoFi Stadium de Inglewood (California), que fue inaugurado en 2020 y tiene capacidad para más de 70.000 espectadores. A diferencia del año pasado, donde hubo restricciones de aforo y sólo se permitió la entrada del 30% de aficionados, la organización del evento permitió un 100% del aforo en las gradas.

 

La Super Bowl, conocida también por su espectáculo en la media parte, contó con varios protagonistas del género rap. En esta ocasión, los raperos Dr. Dre, Snoop Dogg, Eminem y Kendrick Lamar se unieron a la cantante de Mary J. Blige, todos ellos sin percibir ninguna cantidad por actuar en el evento.