Líder en información económica del deporte

Competiciones

La Serie A elige a un experto en telecos como nuevo presidente

Paolo dal Pino, consejero delegado de Telit Communications, ha resultado elegido con doce votos, uno más que el mínimo necesario. Gaetano Miccichè, rival en los comicios que tuvo que abandonar la presidencia tras una investigación sobre su victoria electoral en 2018, no fue ratificado para el cargo al recibir siete votos.

Palco23

09 ene 2020 - 13:09

Paolo dal Pino, presidente Serie A

 

 

La Serie A desenquista, al fin, su vacío en la presidencia. La competición italiana de fútbol ha elegido a Paolo dal Pino como presidente en una ajustada votación. El ejecutivo recibió doce votos de los clubes, sólo uno más de el mínimo necesario, en unos comicios que se han alargado más de lo previsto. El directivo tomará el testigo de  Gaetano Miccichè, rival en los comicios y anterior presidente, que abandonó el cargo meses atrás por presunto fraude electoral.

 

Entre los clubes que votaron por dal Pino se encuentran Lazio, Nápoles, Roma, Génova, Atalanta, Udinese, Sampdoria, Verona, Brescia, Fiorentina, Spal y Parma. El AC Milán, por su parte, se abstuvo en la votación, lo que permitió dar finalmente su nombramiento. Su mandato será de apenas unos meses, y cuando concluyan los Juegos Olímpicos de Tokio se procederá a la renovación de toda la junta directiva.

 

El objetivo era restaurar los órganos de la Serie A y, en particular, la figura del presidente, por lo que es un motivo de satisfacción haberlo logrado en la primera votación”, ha asegurado Giancarlos Abete, comisionado de la competición. “El resultado ha estado ajustado, pero el presidente dal Pino hará un buen trabajo, aunque aún no he hablado con él”, ha añadido.

 

 

 

 

Abete, asimismo, aseguró que la asamblea evidenció la necesidad de “modificar el sistema de elecciones, ya que en los siguientes procesos los candidatos tendrán que presentar programas oficiales, como sucede en otras competiciones”. El directivo también indicó que “también hubiera sido útil elegir la figura del vicepresidente, que si hubiera estado ya en el cargo no nos habría obligado a situar un presidente interino”.

 

Dal Pino es consejero delegado de Telit Communications desde mayo de 2019, un cargo que seguirá ejerciendo durante su ciclo en la Serie A. Asimismo, también es miembro del consejo de administración de empresas como Airplus TV y Banijai Holdings. Anteriormente fue consejero delegado de la marca italiana de neumáticos Pirelli y de Wind Telecomunicaciones.

 

El nuevo presidente de la Serie A se ha impuesto en los comicios a Gaetano Miccichè, quien se volvió a presentar tras su dimisión por presunto fraude electoral. El ejecutivo recibió siete votos de los clubes, entre los que se encontraban la Juventus y el Inter de Milán, que aún muestran la división que existe en la competición.

 

 

 

 

Miccichè abandonó el cargo en noviembre de 2019 después de que la Federación Italiana de Fútbol (Figc) iniciara una investigación por supuestas irregularidades en el proceso de elección. El proceso se abrió después de que Enrico Prezioso, presidente de Génova, afirmase que “cuando las cosas no se hacen correctamente, al final la verdad sale a la luz”.

 

Hasta ahora, Luigi di Siervo, director general de la Serie A desde finales de 2018, ha ocupado el puesto de forma interina. Ahora se abre una nueva etapa, en la que dal Pino tendrá como prioridad negociar el nuevo acuerdo por los derechos audiovisuales de la competición para el ciclo 2021-2024, después de que el anterior se saldara con la adjudicación a Dazn y Sky por 973 millones de euros, una oferta inferior a la que presentó Mediapro, que recurrió a los tribunales.

 

Ahora el operador español trata de volver a adelantarse negociando la creación de un canal independiente junto a los clubes de fútbol, que ya han presentado las primeras peticiones de cambios al proyecto. La convocatoria oficial para obtener los derechos audiovisuales de la Serie A se publicará en febrero, aunque Mediapro ha asegurado unos ingresos mínimos de 1.150 millones de euros con la venta del canal a todas las plataformas posibles.