12 Ago 2022 | 18:02

Líder en información económica del deporte

Competiciones

La Premier vuelve a escena con nuevas propiedades tras cerrar en negro la 2020-2021

La competición ha visto como ha habido un cambio de poder en algunos de los clubes que la integran. La Premier League perdió a su presidente no ejecutivo a finales de 2021, pero pudo prolongar su patrocinio con Barclays.

La Premier vuelve a escena con nuevas propiedades tras cerrar en negro la 2020-2021
Los ingresos procedentes de los distintos acuerdos de los derechos de televisión son una de las principales vías de negocio de la competición británica

A. Ferrer

05 ago 2022 - 05:00

La Premier League 2022-2023 regresa a los terrenos de juego con varias alteraciones en su estructura. La competición británica, que cerró el ejercicio 2020-2021 alzando sus ingresos un 11%, hasta 3.134 millones de libras (3.811 millones de euros) y obteniendo un beneficio de 471.000 libras, vuelve a escena con cambios de propiedad en algunos de sus clubes, salidas en las altas esferas de la competición y acuerdos estratégicos para prolongar el alza de sus ingresos.

 

La competición, que volvió a disfrutar de la asistencia del público en los estadios de Primera División a lo largo de la temporada, registró una asistencia media del 97,7% en las 38 jornadas que se disputaron durante la campaña 2021-2022. La cifra de espectadores aumentó un 4% respecto a la temporada 2018-2019, la última completa antes de la pandemia. El número de espectadores ha sido de una media de 39.989 aficionados por partido, frente a los 38.484 espectadores que se registraron hace tres temporadas.

 

Durante el transcurso de la campaña anterior, la propiedad de algunos de los clubes que conforman la competición registró cambios, como son los casos de Newcastle United (que pasó de Mike Ashley a un consorcio respaldado por Arabia Saudí), Southampton FC (que vendió un 80% de su capital al serbio Dragan Solak a principios de 2022 por cien millones de libras) y el más sonado de todos, Chelsea FC (que pasó de Roman Abrahamovich a Todd Boehly por 4.250 millones de libras como consecuencia del ataque de Rusia a Ucrania).

 

 

 

 

Otra de las consecuencias que tuvo el estallido de la invasión rusa a Ucrania fue la suspensión de un acuerdo televisivo de la competición en el país ruso. La Premier League rompió su acuerdo con la cadena Match TV, propiedad del gigante energético Gazprom, que tenía los derechos de la competición hasta 2028 e iba a proporcionar 43 millones de libras a las arcas de la competición.

 

Los ingresos procedentes de los distintos acuerdos de los derechos de televisión son una de las principales vías de negocio de la competición británica. La propia Premier League estimó que, entre 2022 y 2025, ingresará 5.300 millones de libras (6.320 millones de euros) por la retransmisión de encuentros de la Premier fuera de sus fronteras, frente a los 5.000 millones de libras (5.960 millones de euros) que aportará la retransmisión en Reino Unido por parte de los operadores Sky, BT Sport y Amazon Prime Video.

 

No todo iban a ser buenas noticias para la competición liguera más mediática del mundo. A finales de 2021, la Premier League perdió a su presidente no ejecutivo, Gary Hoffman, que dimitió de su cargo a finales de enero de 2022 tras sólo diecinueve meses en el puesto. La competición, que aún no ha encontrado un sustituto, espera poder cerrar pronto la incorporación de un ejecutivo para que se convierta en el brazo derecho del consejero delegado de la Premier, Richard Masters.

 

 

 

 

Masters es el artífice de la renovación de la Premier League con uno de sus socios más longevos, la banca Barclays por el que el certamen se llama Barclays Premier League desde 2001. La renovación, que englobará las próximas tres temporadas, también comportará la ampliación de su acuerdo de patrocinio en el fútbol femenino, adjudicándose los naming rights de la liga femenina y comprometiéndose a invertir más de treinta millones de libras (35,1 millones de euros) hasta la temporada 2025.

 

Hasta la fecha, diecisiete de los veinte clubes que conforman la competición han realizado una inversión total de 990,7 millones de euros en fichajes. Manchester City (108,7 millones de euros) y Leeds United (105,6 millones de euros) son los clubes que más han invertido, si bien también son los equipos que han ingresado más capital en ventas, ambos superando también la barrera de cien millones de euros.