26 May 2022 | 01:23

Líder en información económica del deporte

Competiciones

La Premier League renuncia al CEO de Guardian Media por conducta inapropiada

David Pemsel, que debía asumir el cargo en abril de 2020, ha sido acusado de enviar mensajes de cariz sexual a una compañera de trabajo, pese a estar casado y con tres hijos.

Palco23

29 nov 2019 - 16:44

La Premier League renuncia al CEO de Guardia Media por conducta inapropiada

 

 

La Premier League vuelve a pinchar en la elección de su nuevo consejero delegado. La competición ha anunciado que acepta la renuncia de David Pemsel como sustituto de Richard Scudamore, después de las revelaciones aparecidas en los últimos días y que muestran una conducta inapropiada del actual primer ejecutivo de Guardian Media Group.

 

“No se harán más comentarios en esta etapa”, ha señalado la competición, que quiere mantenerse al margen de la polémica que envuelve al ejecutivo. Él ha sido acusado de enviar diversos mensajes de contenido sexual a una antigua compañera de trabajo, pese a que está casado y tiene tres hijos.

 

La Premier admite en un comunicado que su decisión de no avanzar con su nombramiento, que debía hacerse efectivo en abril de 2020, se debe a “las revelaciones de los medios a principios de esta semana”. Por esta razón, Richard Masters continuará como director ejecutivo interino mientras se busca al profesional definitivo que lidere la organización después de varios intentos fallidos.

 

Este proceso no está siendo sencillo, pues tras la renuncia de Scudamore han sido bastante los fichajes frustrados. De hecho, antes de elegir a Pemsel se había apostado por Susanna Dinnage, presidenta del canal de televisión Animal Planet, que renunció a asumir el cargo que había aceptado a finales de 2018. Es decir, que por segunda vez se ficha a un director general que habrá cesado antes de tener siquiera tarjetas de visita.

 

Masters, mientras, seguirá dirigiendo la que hoy continúa siendo la principal competición de clubes de fútbol en términos de ingresos. Bajo su mando, se ha tenido que completar la venta de los derechos internacionales de la competición, que permitirán compensar el retroceso sufrido en la última licitación de las retransmisiones en Reino Unido. Además, se nombrará a un presidente no ejecutivo que ejerza funciones más institucionales.

 

En total, la liga inglesa ha encontrado en los operadores internacionales lo mejores aliados para revalorizar sus derechos de televisión, que en el ciclo audiovisual 2019-2022 aportarán un 8% más, hasta 9.200 millones de libras (10.400 millones de euros).