01 Dic 2021 | 00:57

Líder en información económica del deporte

Competiciones

La Premier League cede para evitar la subasta de los derechos de televisión

La liga inglesa se prepara para firmar nuevos acuerdos de televisión que le garanticen 5.000 millones de libras (5.830 millones de euros) y que repercutirán en las ligas inferiores.

Palco23

12 may 2021 - 17:05

 

La Premier League cede para evitar la subasta de los derechos de televisión

 

La Premier League cede con las ligas inferiores. Los rectores de la liga de fútbol inglesa se han sometido a las exigencias del gobierno del Reino Unido y proporcionarás más fondos a los equipos de divisiones inferiores a cambio de la autorización para ampliar sus actuales contratos de televisión con Sky, BT Sport y Amazon hasta la temporada 2024-2025, según Financial Times.


Los veinte clubes de la primera división inglesa han acordado entregar 100 millones de libras (116,7 millones de euros) a las ligas inferiores como parte del acuerdo con el Gobierno para proteger sus finanzas, duramente golpeadas por la pandemia y asegurarse mantener el valor de los derechos audiovisuales de la competición. Una cantidad que se sumará a los cerca de 140 millones de libras (163,41 millones de euros) correspondientes a “pagos solidarios” que abona cada temporada.

 

La Premier League quiere vender los derechos de televisión nacionales para las temporadas 2022-2023, 2023-2024 y 2024-2025 a sus socios actuales: Sky, BT y Amazon. El nuevo acuerdo sería en términos similares a los del actual, firmado en 2018.

 

 

La liga inglesa de fútbol llevaba meses trabajando para dar un cambio de rumbo en el proceso de licitación de los derechos audiovisuales del campeonato, estudiando abandonar el concurso en base a diferentes lotes para sustituirla por una negociación directa con los actuales propietarios de los derechos, para evitar el riesgo de una nueva depreciación de los derechos fruto de la pandemia del coronavirus.

 

Los equipos estaban dispuestos a aceptar el compromiso negociado por el gobierno, ya que así se garantizaban los ingresos de televisión en los próximos años, pero el acuerdo necesitaba ser aprobado por el gobierno, que podría bloquear una venta privada de derechos de televisión por motivos de competencia.