Líder en información económica del deporte

Competiciones

La NHL se adapta al Covid con una división canadiense 2020-2021

La temporada iniciará en 13 de enero y finalizará el 8 de mayo, mientras que los playoffs de la Copa Stanley concluirán a mediados de julio.

Palco23

21 dic 2020 - 16:45

La NHL se adapta al Covid con una división canadiense 2020-2021

 

 

Cuatro divisiones. La National Hockey League (NHL) ha hecho oficial que la temporada regular iniciará el 13 de enero y finalizará el 8 de mayo, mientras que los playoffs de la Copa Stanley concluirán a mediados de julio. Además, la novedad se encuentra en la incorporación de una división de equipos canadienses.

 

Con un calendario de 56 partidos para cada equipo, la NHL se divide en cuatro divisiones: este, oeste, central y norte. Esta última estará totalmente integrada por siete equipos de origen canadiense, mientras que las otras tres divisiones tendrán ocho equipos estadounidenses.

 

Esta decisión se ha tomado como consecuencia de las restricciones de movilidad que pueda provocar la crisis del Covid-19, como el cierre de fronteras en Estados Unidos. Esta medida es temporal, así como las otras divisiones realineadas hasta que la situación se normalice.

 

 

 

El plan incluye que los equipos disputen los partidos en sus estadios locales a puerta cerrada durante el inicio de temporada. El aforo de los estadios podrá ir incrementando a lo largo del año si las condiciones sanitarias así lo permiten. Los detalles finales sobre dónde se disputarán los partidos de los siete equipos canadienses se sabrá en los próximos días.

 

Durante la campaña pasada, la organización decidió suspender el All-Star Game y el All-Star Weekend, que estaban programados para el 29 y el 30 de enero en Sunrise, Florida, mientras que el Clásico estaba programado para el 1 de enero en el Target Field de Minneapolis e iba a enfrentar a los Minnesota Wild con los St. Louis Blues.

 

La NHL y la Asociación de Jugadores (Nhlpa) llegaron un acuerdo para congelar el límite salarial en 2020-2021 en los actuales 81,5 millones de dólares. Esta situación se mantendrá así hasta que la competición pueda garantizar que se alcanza la previsión de obtener ingresos por 4.800 millones de dólares, la cifra prevista antes de la pandemia. El salario mínimo aumentará de 700.000 dólares a 750.000 dólares y el reparto de la facturación total de la liga se mantendrá al 50% entre jugadores y propietarios.