28 May 2022 | 15:27

Líder en información económica del deporte

Competiciones

La Ncaa estudia compensar a los atletas por sus derechos de imagen

La competición norteamericana universitaria ha formado una comisión para analizar si los atletas deben percibir una remuneración por la explotación de su nombre, aunque descarta el pago de un salario.

Palco23

15 may 2019 - 11:53

La competición norteamericana universitaria ha formado una comisión para analizar si los atletas deben percibir una remuneración por la explotación de su nombre, aunque descarta el pago de un salario.

 

 

 

La NCAA mueve ficha, o al menos estudia el movimiento mientras el reloj corre. La competición norteamericana universitaria ha formado una comisión interna para evaluar si los atletas deben recibir algún tipo de compensación económica por la utilización de sus derechos de imagen.

 

“Este grupo tratará de buscar diferentes opiniones entre los presidentes y los comisionados que representan a los estudiantes para que examinen las actuales reglas de la NCAA en relación al uso del nombre, la imagen y otras cuestiones de los jugadores”, ha afirmado Mark Emmert, comisionado de la competición.

 

El grupo comenzará su actividad en octubre, aunque Emmert ha descartado que se incluyan otras cuestiones como el pago de un salario a los atletas, algo prohibido bajo el reglamento de la competición universitaria. Esta regulación impide que los jugadores perciban ningún tipo de pago de otras empresas ni participar en campañas de márketing hasta que llegan al baloncesto profesional.

 

 

 

 

La medida llega diez años después de que Ed O’Bannon, exjugador de la NFL de universidad de Ucla, ganase la demanda interpuesta a la competición por explotar su imagen y su nombre en campañas televisivas y en diferentes videojuegos sin recibir remuneración por ello.

 

En 2018, la NCAA generó una facturación superior a 1.000 millones de dólares (891 millones de euros). La mayor fuente de ingresos proviene, precisamente, de la venta de los derechos televisivos, ya que las cadenas CBS y TBS firmaron un contrato por 8.800 millones de dólares (7.840,5 millones de euros) para retransmitir el torneo entre 2016 y 2032.

 

Esta normativa que impide a los jugadores percibir ningún tipo de compensación económica es la que ha movido a la NBA a bajar la edad límite para entrar en la liga de 19 a 18 años a partir de 2021, por lo que los jugadores de baloncesto ya no estaría obligados a pasar al menos un año en la NCAA antes de dar el salto al profesionalismo.

 

Además, la liga norteamericana también permitirá que la G-League, su liga de desarrollo, ofrezca contratos de hasta 125.000 dólares (111.372 euros) para aquellos que no resulten elegidos en el Draft.