05 Dic 2021 | 05:28

Líder en información económica del deporte

Competiciones

La NBA, ante el reto de aumentar audiencias antes de vender sus derechos audiovisuales

El objetivo de la liga es firmar acuerdos plurianuales, con una duración de hasta nueve temporadas, por los que espera obtener hasta 8.000 millones de dólares al año, lo que la situaría como la segunda en ingresos audiovisuales.

La NBA, ante el reto de aumentar audiencias antes de vender sus derechos audiovisuales
En la última temporada, el valor medio de las franquicias aumentó un 4%, hasta 2.200 millones de dólares.

M. L-E.

19 oct 2021 - 05:00

Temporada crucial para la NBA. La liga estadounidense de baloncesto empieza hoy su temporada número 75 con el reto de seguir recuperando sus audiencias con la mirada puesta en volver a licitar sus derechos audiovisuales, que finalizan en la temporada 2024-2025. Deportivamente, Milwaukee Bucks buscará renovar el anillo de oro.

 

A parte de las polémicas derivadas de la vacunación, la competición tiene que empezar a cerrar los contratos audiovisuales para los próximos años, por lo que este año tiene que trabajar para recuperar las audiencias, que descendieron en la temporada del Covid-19 y que no se terminaron de recuperar en la última temporada.

 

Después que la liga de fútbol americano (NFL), la Major League de Béisbol (MLB) y la liga nacional de hockey (NHL) ya hayan cerrado los contratos para los próximos años, el turno de la NBA está cerca. La principal liga de baloncesto aspira a triplicar los acuerdos actuales, valorados en 24.000 millones de dólares, y que suponen unos ingresos anuales de 2.600 millones de dólares por temporada hasta el final de la 2024-2025. Los nuevos servicios en streaming, el gancho que siguen teniendo los deportes en directo en el país y los movimientos legislativos en cuanto a las apuestas deportivas en Estados Unidos están compensando el descenso de las audiencias.

 

 

 

 

El objetivo de la NBA es firmar acuerdos plurianuales, con una duración de hasta nueve temporadas, por los que espera obtener hasta 8.000 millones de dólares al año, lo que situaría a la competición como la segunda en ingresos audiovisuales, sólo por detrás de la NFL, que se aseguró hace unos meses un ingreso medio anual de 10.000 millones de dólares.

 

La NBA está actualmente asociada con WarnerMedia y Disney, propiedad de AT&T, la última de las cuales acordó pagar a la NFL 2.700 millones de dólares por año hasta 2033. Este aumento, por otro lado, significaría disparar el límite salarial de los jugadores tras los nuevos acuerdos.

 

Además, la NBA sigue aumentando sus acuerdos de patrocinios y ayer mismo anunció una alianza con Google, para convertirse en el primer socio presentado de los play-off de la competición.

Según datos de la consultora IEG, los ingresos de la temporada pasada fueron de 1.460 millones de euros, aunque este importe podría aumentar puesto que las franquicias de la competición están incrementando sus acuerdos de patrocinio, además de las nuevas normativas, como firmar acuerdos regionales fuera del país, para aumentar los ingresos tras el Covid-19.

 

 

En la última temporada, el valor medio de las franquicias aumentó un 4%, hasta 2.200 millones de dólares, según Forbes, mientras que los ingresos medios por equipo cayeron sólo un 12%, hasta 62 millones de dólares, pese a la pandemia.  

 

Otro reto al que se enfrenta la competición es el negacionismo de la pandemia. La competición empieza sin el polémico Kyrie Irving que opta por no jugar antes que vacunarse contra el virus, opinión a la que se han sumado otros jugadores. Pese a este contexto, el 96% de los jugadores están vacunados.

 

En cuanto a audiencias, aumentaron significativamente en la temporada anterior y, de hecho, la audiencia de las finales de la temporada pasada creció un 32% respecto a la caída que se produjo en la temporada del Covid-19, cuando se disputó toda la competición en una burbuja en el complejo de Walt Disney World Resort de Orlando (Florida).

 

 

Sin embargo, esta cifra sigue lejos de la conseguida antes de la pandemia. Las finales de la NBA fueron seguidas, de media, por 14,3 millones de espectadores en la cadena estadounidense ABC, frente a los 17,6 millones de espectadores del año anterior. Mientras que tanto en 2016 como en 2017 se superaron los 20 millones.

 

La temporada regular empieza hoy y finaliza el 10 de abril del 2022. El play-in se disputará del 12 al 15 de abril de 2022, mientras que los play-off serán a partir del 16 del mismo mes. Finalmente, las finales serán a partir del 2 de junio. El All-Star se disputará el 19 y el 20 de febrero.

 

Además, después de una atípica 2020-2021, que tuvo una reducción en su cantidad de partidos (72 de Fase Regular) por el ajustado calendario, la NBA recuperará cierta normalidad después de la pandemia, con el regreso al programa habitual de 82 encuentros en la etapa inicial previa a los play-off, programa que ya fue anunciado en su totalidad, a diferencia de las dos partes en las que salió en el curso pasado. Esta normalidad mantiene el número de equipos clasificados para el play-off y su formato tradicional por conferencias (ocho en cada una), y a su vez se mantendrá la disputa del torneo play-in para definir los últimos lugares a la postemporada, formato que tuvo un gran éxito en la temporada 2020-2021.