18 Ago 2022 | 00:15

Líder en información económica del deporte

Competiciones

La llave de RPM para el Maratón de Barcelona: medio millón de euros para captar atletas profesionales

La compañía, que se impuso en el concurso convocado por el Ayuntamiento para explotar la prueba hasta 2025 por más de 11 millones de euros, destinará un 5,3% del presupuesto al pago de corredores de élite para disputar y promocionar el evento.

Álvaro Carretero

29 jul 2020 - 04:59

La llave de RPM para el Maratón de Barcelona: medio millón de euros para captar atletas profesionales

 

 

Ha pasado casi un mes desde que RPM-ASO se adjudicara la organización del Maratón y Medio Maratón de Barcelona. La compañía, que mantiene su intención de disputar la actual edición en septiembre, se impuso a Ironman en el concurso público por una diferencia de once puntos.  La clave: el presupuesto para contratación de atletas de élite, una partida para la que la gestora ganadora reserva un total de 595.000 euros entre el Maratón y Medio Maratón.

 

El grueso de la dotación, 505.000 euros, se destina únicamente a la prueba reina, la carrera de 42 kilómetros, mientras que los 90.000 euros restantes se invierten en el Medio Maratón, según los documentos de contratación del Ayuntamiento de Barcelona a los que ha tenido acceso Palco23. Esta partida era la que más puntuación tenía según los criterios de la Administración, con 16 puntos sobre un total de 45 puntos.

 

Ironman, por su parte, había presupuestado una dotación total de 457.000 euros para la captación de atletas de élite entre ambas competiciones. El 80% del total iría destinado al Maratón; el restante, 92.000 euros, una partida ligeramente superior a la de RPM-AS, se invertirían en el Medio Maratón de haber resultado vencedor en la licitación.

 

 

 

 

El mínimo exigido por el Ayuntamiento para la contratación de corredores profesionales es de 297.254 euros para el Maratón y 85.030 euros para la carrera de 21 kilómetros. Además, se deben garantizar, al menos, 3.000 euros para la promoción de una prueba no competitiva, de participación abierta y gratuita, entre otras actividades.

 

Otro de los aspectos que más valoraba el consistorio era el pago del canon de ambas pruebas, con un total de diez puntos, donde tanto la adjudicataria como su rival, Ironman, obtuvieron la máxima puntuación, pues se trata de un pago obligado. El presupuesto inicial contemplado por el Ayuntamiento era de 8,14 millones de euros, por lo que la oferta de RPM era un 35% superior.

 

La parte económica era clave para imponerse en el concurso, según indicaron fuentes del sector a este diario tras conocer la resolución a principios de julio. RPM tenía un período de 15 días hábiles para presentar la documentación necesaria y formalizar el contrato, que le garantizará la explotación de ambas pruebas hasta 2025, con un matiz.

 

 

 

 

El contrato incluye una cláusula de salida en 2023, aunque sólo se ejecutará en caso de que RPM-ASO incumpla los objetivos comprometidos en el proceso de adjudicación. La gestora, que lleva desde 2006 organizando el Maratón y Medio Maratón, nunca ha tenido que enfrentarse a este supuesto, ni siquiera este año, el más difícil desde que se hizo con ambas pruebas debido a la pandemia.

 

RPM-ASO serán los encargados de explotar las pruebas, de su organización y también de la búsqueda de patrocinadores y socios audiovisuales. Pendiente está la renovación de Vueling como title sponsor de la Mitja, por ejemplo, cuya ampliación de contrato no podía empezar a negociarse hasta conocer la resolución del concurso, pospuesta por la pandemia.

 

El Institut Barcelona Esports (IBE) prevé que la organización de cada edición del maratón requiera un presupuesto de 1,6 millones de euros, mientras que la prueba de 21 kilómetros de distancia exigirá 628.000 euros adicionales cada año. En total, cada edición exigirá una inversión de 2,2 millones de euros, y se estima un beneficio de 325.053 euros anuales gracias a los ingresos por patrocinio e inscripciones.

 

 

 

 

Los ingresos por dorsales se estiman en 1,59 millones de euros y, dado que no son suficientes para equilibrar el presupuesto, RPM-ASO deben vender activos de patrocinio por 653.000 euros, equivalente al 30% del presupuesto.

 

Para la edición de 2020 RPM trabaja con varios escenarios y diferentes protocolos, en función de la evolución de la pandemia en Barcelona. Lo que es seguro, confirman desde la compañía, es que se celebrará el 25 de octubre salvo un cambio de criterio de las autoridades sanitarias.

 

Entre las medidas que ya se están llevando a cabo están espaciar las salidas y llegadas para minimizar las concentraciones, aunque sobre la mesa hay un plan alternativo en caso de tener que aplicar restricciones mayores.