29 Ene 2022 | 00:09

Líder en información económica del deporte

Competiciones

La Ligue-1 negociará un crédito de hasta 250 millones para asegurar la viabilidad de los clubes

La LFP, gestora del fútbol profesional en Francia, propone centralizar todas las necesidades de los clubes para negociar una operación marco con la banca avalada por el Gobierno.

Palco23

30 mar 2020 - 19:08

La Ligue-1 negociará un préstamo de 250 para asegurar la viabilidad de los clubes

 

 

La Ligue de Football Professionnel (LFP) quiere liderar la reestructuración financiera del fútbol francés. La gestora de la Ligue-1 y la Ligue-2 ha anunciado un plan para centralizar todas las necesidades de capital de los clubes. Así, se espera negociar un gran crédito con la banca gala aprovechando los avales ofrecidos por el Gobierno.

 

La reunión telefónica mantenida hoy por todos los equipos ha dado a la asociación el mandato de “consolidar las necesidades de flujo de caja a corto plazo”, así como buscar un marco común de actuación en torno a los ajustes salariales que se quiere pedir a los futbolistas para compensar la caída de ingresos. Según Efe, el préstamo sería de entre 200 millones y 250 millones de euros y estaría garantizado con los ingresos del próximo contrato de televisión.

 

Esta decisión de buscar acciones coordinadas pretende dar respuesta “las consecuencias deportivas y económicas de la crisis sanitaria; ante una situación sin precedentes, el fútbol profesional francés ha demostrado claramente su unidad y solidaridad”, señala la LFP en un comunicado.

 

El encuentro ha servido para alinear posiciones en torno a la necesidad de poder finalizar la temporada antes del 30 de junio, o muy posiblemente, el 15 de julio. En este punto, esperan que el Gobierno pueda modificar pronto las restricciones para permitir que los atletas de alto rendimiento vuelvan a entrenar.

 

Los clubes de la Ligue-1 y la Ligue-2 cerraron 2018-2019 con unas pérdidas de 160 millones de euros, ya que el crecimiento del 11% en ingresos ordinarios se topó con un recorte del 20% a las plusvalías por traspasos. En total, el negocio se situó en 2.850 millones de euros.