12 Ago 2022 | 16:24

Líder en información económica del deporte

Competiciones

La Ligue-1 arranca con el impulso de CVC y el objetivo de maximizar sus ingresos comerciales

El próximo sábado 6 de agosto empieza una nueva temporada, que finalizará el 4 de junio de 2023, en la que el Paris Saint Germain buscará revalidar el título de campeón y la competición recuperarse del golpe del Covid-19.

La Ligue-1 arranca con el impulso de CVC y el objetivo de maximizar sus ingresos comerciales
Hasta 2023-2024, los derechos están en manos de Canal+ y Amazon.

M. L-E.

05 ago 2022 - 05:00

La Ligue-1 inicia su partido más importante. El próximo sábado 6 de agosto empieza una nueva temporada, que finalizará el 4 de junio de 2023, en la que el Paris Saint Germain buscará revalidar el título de campeón y la liga tendrá como objetivo maximizar sus ingresos comerciales.

 

La competición vuelve enmarcada por el acuerdo con CVC, que en julio fue validado por la Comisión Europea. En abril de este año, la Liga de Fútbol Profesional Francesa (LFP) y el fondo británico, que en agosto de 2021 también firmó un acuerdo con LaLiga, alcanzaron un acuerdo por el que la gestora británica compró el 13% de una nueva filial comercial de la competición por 1.500 millones de euros. Tras este acuerdo, la liga trabaja con el objetivo de maximizar sus ingresos comerciales después del impacto de la pandemia en 2019-2020 y 2020-2021.

 

En abril, los clubes de la competición aprobaron por unanimidad la venta de una participación en esa filial. Tras el acierdo con CVC, la nueva sociedad pasó a estar valorada en 11.500 millones de euros.

 

 

 

 

El objetivo para el presente curso es mejorar en profundidad todas las estructuras del fútbol francés, por lo que la aportación de capital fomentará la competitividad y equidad entre los clubes profesionales de Primera y Segunda División.

 

Hasta 2023-2024, los derechos están en manos de Canal+ y Amazon. El gigante estadounidense retransmite ocho partidos de la Ligue-1 por jornada a cambio de 250 millones de euros por temporada, así como ocho partidos de la Ligue-2 por jornada por nueve millones anuales. Canal+ emite dos partidos por jornada de la Ligue-1, por 332 millones de euros anuales.

 

Pero los derechos audiovisuales no han estado exentos de polémica. Tras conocer que la LFP había cedido casi por unanimidad los derechos de ocho partidos por jornada de la Ligue-1 a Amazon, así como ocho partidos de la Ligue-2 por jornada, el grupo Canal Plus emitió un comunicado para anunciar que se retiraba de las retransmisiones del campeonato francés, ya que no estaba dispuesta a compartir los derechos con Amazon.

 

 

 

 

La LFP llevó la decisión a los juzgados, que finalmente obligaron a Canal+ a cumplir su contrato original, valorado en 337 millones de euros por temporada. Canal+ ha sublicenciado sus derechos a Bein.

 

Este conflicto llegó después del enfrentamiento que la Ligue-1 tuvo con el grupo español Mediapro y que implicó la rescisión del acuerdo en diciembre del año pasado con un pago por parte del grupo de 100 millones de euros. Canal+ se hizo entonces con el paquete de Mediapro.

 

Los clubes afrontan la temporada con el objetivo de recuperar beneficios. Las pérdidas acumuladas de los equipos de la Ligue-1 y la Ligue-2 en la temporada 2020-2021 ascendieron a 685,2 millones de euros a causa de los números rojos de Paris Saint-Germain, Olympique de Marsella y Olympique de Lyon.

 

 

 

 

Este importe representó un aumento de las pérdidas del 155% frente al ejercicio del año del Covid-19. Una tercera parte de las pérdidas correspondieron a Paris Saint Germain, que cerró el ejercicio con un resultado negativo de 224,3 millones de euros, casi el doble que en la temporada 2019-2020.

 

Los ingresos de la competición en 2020-2021, los últimos disponibles, sin contar transferencias, ascendieron un 1%, hasta 1.813,3 millones de euros. El volumen de negocio generado por los derechos audiovisuales creció un 18%, hasta 940,7 millones de euros; mientras que por ingresos de patrocinio descendieron un 6%, hasta 481,3 millones.

 

Asimismo, los ingresos por partidos cayeron un 94%, hasta 11,5 millones de euros, por las restricciones de la pandemia, mientras que las otras partidas, en los que se incluye merchandising, crecieron un 27%, hasta 379,8 millones de euros. El gasto se incremento en un 4%, hasta 3.102,4 millones de euros.