Líder en información económica del deporte

Competiciones

La Liga F y las árbitras llegan a un acuerdo y la competición comenzará este fin de semana

Tras varios días de negociaciones, la Rfef, la Liga F y el comité de árbitras han alcanzado un acuerdo, a través del cual las colegiadas contarán por primera vez con contrato laboral y cobrarán 34.000 euros anuales.     

La Liga F y las árbitras llegan a un acuerdo y la competición comenzará este fin de semana

Palco23

15 sep 2022 - 10:00

La Liga F se reanudará este fin de semana. La máxima competición femenina de fútbol estrenará este fin de semana su condición profesional, después de que la Liga F, la Real Federación Española de Fútbol (Rfef) y las árbitras de la competición alcanzaran un acuerdo.

 

Tras las negociaciones, las colegiadas cobrarán una cantidad de 34.000 euros anuales, pese a que inicialmente reclamaban un salario de 50.000 euros anuales. El Consejo Superior de Deportes (CSD) pondrá un fondo de 350.000 euros los tres primeros años para la competición y al final de la carrera de cada árbitra, se podrá destinar una suma de este fondo.

 

Asimismo, la Rfef aportará a su vez otros 350.000 euros los tres primeros años, mediante un convenio de coordinación, que irá destinados a que los clubes puedan hacer frente a pagar los arbitrajes de la competición.

 

El acuerdo tendrá seis años de vigencia y supondrá que las árbitras contarán con un contrato laboral, del cual hasta ahora carecían. De esta forma, este fin de semana, en la segunda jornada, 54 colegiadas, 22 árbitras principales y 32 asistentes retomarán su actividad.

 

 

“Por mucho que algunos quieran hacer creer, la profesionalización no es una llave que abra un cofre de dinero, sino que aporta la posibilidad de que el fútbol femenino pueda ser gestionado de manera independiente por aquellos que creen en él, permitiendo así disponer de las herramientas necesarias para hacerlo crecer”, ha demandado la Liga F en un comunicado.

 

La primera jornada de la competición quedó aplazada debido a la incomparecencia de las árbitras, que se declararon en huelga por su situación laboral y económica. La Liga F señaló a Luis Rubiales, presidente de la Rfef, como responsable, por querer utilizar a las árbitras para “destruir el fútbol femenino español e impedir que crezca de la manera que lo está haciendo”. Según la patronal, “el colectivo arbitral está siendo engañado” por el propio Rubiales y por su equipo directivo.

 

Este nuevo episodio de conflictividad laboral se suma a las desavenencias que ha tenido la Liga F en los últimos años. En 2019, las jugadoras de la competición ya se declararon en huelga para conseguir la parcialidad de los contratos, clave para saber si una jugadora puede efectivamente dedicarse de forma profesional a este deporte.