12 Ago 2022 | 16:36

Líder en información económica del deporte

Competiciones

La liga de fútbol femenino da un paso más en su profesionalización con una asamblea general

Beatriz Álvarez presidirá la asamblea general de la competición, con una sesión que tendrá lugar en la sede del Consejo Superior de Deportes y que creará una comisión delegada de la liga, así como una estructura directiva.

La liga de fútbol femenino da un paso más en su profesionalización con una asamblea general
En la asamblea deberá constituirse la comisión delegada de la liga.

Palco23

06 jun 2022 - 18:00

La Liga Profesional de Fútbol Femenino (Lpff) sienta sus bases. La competición celebrará este martes su primera asamblea general, con una sesión que tendrá lugar en la sede del Consejo Superior de Deportes (CSD) y estará presidida por la recientemente elegida presidenta de la liga, Beatriz Álvarez, acompañada del vicepresidente Rubén Alcaine.

 

A la sesión están convocados los representantes de Real Madrid, Barcelona, Athletic Club de Bilbao, Madrid Club de Fútbol, Atlético de Madrid, Sevilla, Sporting de Huelva, Granadilla Tenerife, Rayo Vallecano, Eibar, Real Sociedad, Villarreal, Valencia, Levante, Betis y Alavés.

 

En la asamblea deberá constituirse la comisión delegada de la liga, que estará compuesta por representantes de cinco equipos. A partir de este momento, también se pondrá en marcha la creación de una estructura directiva para la entidad y la preparación de la primera temporada de la competición, que arrancará después del verano.

 

 

Una vez se clarifiquen las bases de la competición, se pondrá en marcha la explotación conjunta de los derechos audiovisuales de la categoría. Los clubes tendrán la capacidad de comercializar de manera conjunta los derechos televisivos, lo que repercutirá en la competición y en el nivel retributivo de las jugadoras. El CSD realizará una inversión cercana a los quince millones de euros en los tres primeros años de existencia de la competición, destinado a la puesta en marcha del campeonato profesional.

 

Álvarez fue jugadora del Real Oviedo de los doce a los veintidós años. Después de retirarse, pasó a la presidencia del club ovetense, en la que estuvo instalada del 2009 al 2018. Durante su mandato, el club llegó a competir en la Primera Iberdrola. Además de su cargo en el Principado de Asturias, también fue vocal de la comisión directiva del Consejo Superior de Deportes (CSD).

 

En junio de 2021, el CSD aprobó por unanimidad que el fútbol femenino se considerara profesional en España. Pese a ello, la Primera Iberdrola levantó el telón en septiembre sin estatutos ni los derechos de televisión centralizados vendidos.