17 Ene 2022 | 17:16

Líder en información económica del deporte

Competiciones

La Fórmula 1 sufre pérdidas operativas de 105 millones de dólares hasta marzo

La facturación de la gestora del campeonato en el primer trimestre se estancó en 97 millones de dólares, con sólo una carrera disputada.

Palco23

10 may 2017 - 11:05

Formula One Management (FOM) ha empezado a publicar de forma trimestral los resultados de la gestora del campeonato de automovilismo más importante. El primer trimestre se cerró con un estancamiento de las ventas en 97 millones de dólares, mientras que las pérdidas operativas se incrementaron un 7%, hasta 105 millones de dólares.

 

El negocio principal de la Fórmula 1 mejoró un 7% y se situó en 79 millones de dólares. Liberty Media, máximo accionista desde enero de 2017, atribuye este avance a “los aumentos de las tarifas por contrato” que cobran a los promotores de las carreras y las marcas que firman contratos de publicidad y patrocino. En esta partida también se incluyen los derechos audiovisuales, que mejoraron por renovaciones al alza y porque proporcionalmente se han disputado más carreras que en 2016: 1 de 20, frente a 1 de 21.

 

La multinacional estadounidense indica que este crecimiento “compensó con creces el impacto adverso de los tipos de cambio de moneda extranjera más débiles”, en referencia a contratos denominados en libras esterlinas y euros y que se han tenido que convertir a dólares. También amortiguó el retroceso del resto de ingresos, que bajaron un 22%, hasta 18 millones de dólares, debido “en gran parte a las menores adquisiciones de equipamiento por parte de los equipos competidores en la serie GP3 para la temporada 2017”.

 

En cuanto a los costes, la gestora de la Fórmula 1 decidió tender la mano a las escuderías y repartió un 2% más en pagos, con 47 millones de dólares. El resto de costes vinculados a las pruebas se rebajaron un 15%, hasta 22 millones de dólares, mientras que el resto de costes de administración subió un 5%, hasta 20 millones de dólares, tras el aumento de la estructura de personal a la que se ha procedido.