17 May 2022 | 06:51

Líder en información económica del deporte

Competiciones

La Fórmula 1 factura 773 millones en el primer semestre y recorta las pérdidas

El Mundial de automovilismo, incrementó sus ingresos un 23,8%, redujo sus números rojos hasta 44 millones de dólares (39,2 millones de euros), mientras que los pagos a las escuderías se han disparado un 22,4%, hasta 431 millones de dólares (384,7 millones de euros).

Palco23

09 ago 2019 - 09:15

El Mundial de automovilismo, incrementó sus ingresos un 23,8%, redujo sus números rojos hasta 44 millones de dólares (39,2 millones de euros), mientras que los pagos a las escuderías se han disparado un 22,4%, hasta 431 millones de dólares (384,7 millones de euros).

 

 

El Mundial de automovilismo endereza su rumbo. La Fórmula 1 ha cerrado el primer semestre de 2019 con un incremento en la facturación del 23,8%, hasta 866 millones de dólares (773 millones de euros). Los números rojos, que se triplicaron durante el ejercicio de 2018, se han recortado a más de la mitad, y se sitúan en 44 millones de dólares (39,2 millones de euros).

 

Este incremento se debe, principalmente, “al aumento de los ingresos procedentes de los derechos audiovisuales”, señala la F-1 en un comunicado, aunque sin desvelar la variación interanual. Asimismo, también se ha experimentado una mayor retribución procedente de los patrocinios y de la publicidad, aunque la que procede de los negocios del paddock y otros eventos ha disminuido.  

 

En este período, los pagos a las escuderías también se han disparado un 22,4%, hasta 431 millones de dólares (384,7 millones de euros), mientras que el resto de costes de la F-1 han pasado de 142 millones a 158 millones de dólares (141 millones de euros). En esta categoría se encuentran operaciones como los fees de regulación de la Federación Internacional de Automovilismo (FIA) y los costes de producción de las carreras, entre otros.

 

La competición ya ha extendido los contratos con los Grandes Premios de México, Reino Unido, Holanda y Australia, mientras que Barcelona aún está pendiente de oficializar el acuerdo para 2020, en vistas a negociar un nuevo modelo para las siguientes temporadas. Además, el año que viene habrá una nueva carrera, después de que las escuderías aprobasen aumentar el calendario a 22 pruebas.