Le informamos que en esta Web utilizamos cookies propias y de terceros para recabar información sobre su uso, mejorar nuestros servicios y, en su caso, mostrar publicidad mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Puede aceptar expresamente su uso pulsando el botón de “ACEPTAR” o bien configurarlas y seleccionar las cookies que desea aceptar o rechazar en los ajustes. Asimismo, puede obtener más información sobre nuestra política de cookies aquí.

Líder en información
económica del negocio
del deporte

Viernes, 05 Marzo 202118:11:59

Buscador

;Menu
h Competiciones

La fiscalidad, factor de (no) competitividad: por qué una promesa del deporte prefiere Italia a España

Un futbolista extranjero con una retribución de seis millones de euros pagaría 4,5 millones en España, 2,9 en Italia y 2,7 en Reino Unido.

16 Dic 2020 — 04:52
Adrià Fernández
Compartir
Me interesa

La fiscalidad, factor de (no) competitividad: por qué una promesa del deporte prefiere Italia a España

 

 

Ferran Torres, Kepa o Ceballos en la Premier League y Fabián Ruíz, Pau López o Carles Pérez en la Serie A son algunas de las últimas jóvenes promesas españolas que han abandonado LaLiga en las últimas temporadas. Por un lado, la posibilidad de tener más minutos y un mayor crecimiento futbolístico, por el otro, y no menos importante, una tributación más baja en comparación con la de España para profesionales extranjeros.

 

“El tema impositivo tiene un claro peso en el trasiego de estrellas a clubes de fuera de España”. Así lo resumió ayer Félix Plaza, socio del departamento de derecho tributario de Garrigues, en el cuarto encuentro LaLiga de Derecho del Deporte organizado ayer por la patronal.

 

El experto en tributación y asesoría fiscal ha ilustrado la situación con el ejemplo ficticio de un futbolista que cambia de residencia durante un año cobrando cuatro millones de euros en el país de origen y seis millones en el de destino, del que se hace residente. Por aplicación de los regímenes especiales de cada jurisdicción, en España pagaría 4,5 millones de euros de impuestos, mientras que en Italia la cifra disminuiría a 2,9 millones y en el Reino Unido se situaría en 2,7 millones.

 

 

 

Tal y como ha recordado Plaza, la llamada Ley Beckham permitió que profesionales con alta cualificación y rentas también elevadas que, por motivos laborales, trasladen su residencia fiscal a España, opten por tributar como no residentes fiscales en el país durante los seis primeros años.

 

La reforma tributaria que plantea el Gobierno en el proyecto de los Presupuestos Generales del Estado para 2021 (que ya cuenta con la mayoría política necesaria para su aprobación) estaría a punto de restar su mayor incentivo por el incremento de dos puntos en el tipo marginal del Irpf aplicable sobre las rentas del trabajo a partir de 600.000 euros.

 

Este incremento fiscal, que podría tener un impacto de 60 millones de euros en LaLiga española, restará atractivo para el talento internacional que ambiciona el fútbol español. Mientras tanto, tanto Reino Unido como Italia, los dos grandes rivales de LaLiga junto a la Bundesliga y la Ligue-1, sí mantienen la fiscalidad como un factor de competitividad.

 

Ahora bien, cada país tiene sus propias restricciones. La tributación personal de futbolistas profesionales en el Reino Unido se aplica para personas físicas residentes y no domiciliadas en el país. En Italia, algunos de los requisitos son no haber sido residente fiscal en los nuevo de los últimos diez años previos, así como que los tributos dejados de pagar son sustituidos por una contribución de 100.000 euros al año, con independencia de la cuantía de las rentas obtenidas en el extranjero.

 

 

 

En Francia, por su parte, para acogerse a este régimen fiscal pensado para trabajadores extranjeros temporalmente en el país es indispensable no haber sido residente fiscal en Francia durante los cinco años anteriores. En estos casos, el fisco del país aplica una exención sobre la remuneración recibida con respecto a la actividad realizada fuera de Francia.

 

El impacto del Covid-19 en la industria deportiva

Plaza también advirtió sobre las consecuencias que conllevará la crisis del Covid-19 en la industria deportiva. “Nos espera una recuperación económica de penurias en 2021 por el alto porcentaje de desempleo y el alto grado de endeudamiento”, asegura.

 

Por lo que respecta al impacto económico en la industria deportiva, el sector ha aumentado prácticamente en un millón la generación de empleos, pasando de 5,6 millones en 2012 a 6,5 millones en 2020. Además, la industria deportiva ha incrementado su aportación al Producto Interior Bruto (PIB) europeo, pasando de un 2,12% en 2012 a un 2,15% en 2020.

 

Por el contrario, según alertó el experto de Garrigues, el Covid-19 ha eliminado cerca 84.134 empleos en el sector del deporte en España. Según una estimación de la Comisión Europea, “la pandemia se llevará por delante hasta el 19,3% del PIB del sector en España, frente a la media del 15,7% del conjunto de la Unión Europea”, lamentó Plaza.

Me interesa
Publicidad
Compartir
Normas de participación

info@palco23.com

 

Política de validación de los comentarios:

 

Palco23 no realiza validación previa para la publicación de los comentarios. No obstante, para evitar que comentarios anónimos afecten a derechos de terceros sin capacidad de réplica, todos los comentarios requieren de un correo electrónico válido, que no será publicado.

 

Escribe tu nombre y dirección de email para poder opinar sobre esta noticia: tras hacer click en el enlace que encontrarás en el correo de validación, tu comentario será publicado.

0 comentarios — Se el primero en comentar
...