22 May 2022 | 03:24

Líder en información económica del deporte

Competiciones

La FIP denuncia a World Padel Tour ante la Comisión Europea para poder liberar a los jugadores

El máximo organismo mundial del pádel ha acusado al circuito profesional de “impedir, restringir y distorsionar la competencia por no dejar a sus principales jugadores disputar otros eventos deportivos”.                 

La FIP denuncia a World Padel Tour ante la Comisión Europea para poder liberar a los jugadores
WPT prohíbe a los jugadores clasificados entre los veinte primeros puestos del ránking a participar en torneos competidores

Palco23

23 feb 2022 - 18:03

La Federación Internacional de Pádel (FIP) pasa a la acción. El máximo organismo mundial del pádel ha denunciado a Setpoint Events, organizadora del World Padel Tour, ante al Comisión Europea por un incumplimiento de los artículos 101 y 102 del Tratado de Funcionamiento de la Unión Europea.

 

En este sentido, el organismo considera que el circuito profesional “impide, restringe y distorsiona la competencia” de los jugadores, que tienen firmado un contrato de exclusividad de cinco años de duración donde no pueden disputar otros torneos que rivalicen con el WPT.

 

La FIP y la Professional Padel Association (PPA, por sus siglas en inglés) también denuncian que el WPT ha amenazado a los deportistas con sanciones y amenazas de hasta 500.000 euros en el caso que abandonen el circuito y disputen el nuevo campeonato organizado por la FIP.

 

 

 

 

Según los datos aportados en la denuncia, WPT prohíbe a los jugadores clasificados entre los veinte primeros puestos del ránking a participar en torneos competidores, mientras que a los jugadores por debajo del top 20 sólo se les permite competir bajo la autorización previa del WPT.

 

Según informó la FIP en un comunicado hace unos días, el circuito arrancará a finales de marzo en Doha (Qatar) con un torneo de categoría 1, cuyo prize money ascenderá a 525.000 euros.

 

La nueva competición se vehiculará a través de una nueva compañía, respaldada por Qatar Sports Investment (QSI) y la FIP, con la que sacar partido comercial del circuito. Además de profesionalizar la competición, la compañía pretende reestructurar y diversificar el modelo de negocio del tour (revisando los ingresos digitales, de los medios de comunicación y de los derechos de patrocinio).