17 Ago 2022 | 06:40

Líder en información económica del deporte

Competiciones

La Fifa ratifica los mundiales de Rusia y Qatar pese a la tensión política y las acusaciones de corrupción

Palco 23

14 nov 2014 - 04:50

Existen indicios de corrupción en la elección de las sedes mundialistas y la tensión política domina la actualidad de estos dos países, pero no es suficiente para que la Fifa haya decidido retirar la elección de Rusia y Qatar como organizadores de los Mundiales de Fútbol de 2018 y 2022, respectivamente. Ello, pese a que el informe solicitado por la organización refleja que ''hay ciertas evidencias de posible conducta problemática de ciertos individuos específicos, según las reglas éticas de la FIFA''.

 

Es una de las conclusiones del comité ético de la federación presidida por Joseph Blatter, que también sentencia que no hay razones para reabrir las procesos de elección de las Copas del Mundo de Rusia y Qatar respectivamente. En su informe, el organismo indica que "los diversos incidentes que podrían haber sucedido no están relacionados con el compromiso de integridad de los procesos de candidatura de las Copas del Mundo de 2018/2022 en su totalidad".

 

Las candidaturas de Rusia y Qatar estaban bajo sospecha por una posible corrupción para conseguir los apoyos necesarios para salir elegidas por delante de sus rivales, lo que motivó a la FIFA para abrir una investigación. El informe puntualiza que podría no encontrarse ninguna prueba de mala conducta conectada al proyecto de Rusia, aunque añade que no todas las grabaciones han estado disponibles para la investigación, recalcando que hizo "únicamente una cantidad limitada de documentos disponibles para su revisión, lo que fue explicado por el hecho de que los ordenadores usados en el momento habían sido alquilados y devueltos a su propietario" tras la elección. "El propietario ha confirmado que los ordenadores fueron destruidos", añade.

 

La comisión ética, bajo el mando del jurista alemán Jans-Joachim Eckert, vio prácticamente en las nueve candidatas infracciones concretas, ninguna de ellas fue considerada tan grave como para tener suficiente influencia en la polémica votación final, que se realizó en diciembre 2010. Sólo la candidatura conjunta de Holanda y Bélgica está libre de cualquier tipo de incumplimiento. Eckert explicó en el informe que aún no está descartado que la comisión ética siga investigando a personas individuales.

 

El investigador jefe de la FIFA, Michael García, al frente del informe, también analizó el papel de los 24 integrantes del Comité Ejecutivo de la FIFA que votaron en diciembre de 2010. La FIFA anunció en octubre que no publicaría íntegramente el informe. "Pondría a la comisión de ética de la FIFA, así como a la FIFA en su conjunto, en una tesitura complicada, especialmente desde el punto de vista jurídico", dijo Eckert entonces.

 

Australia e Inglaterra han sido criticadas por supuestamente haber intentado influir en los votos para las elecciones de los mismo mundiales. Los ingleses lo hicieron con el representante de Trinidad y Tobago y los australianos con la misma persona y además con el delegado de Oceanía.