24 Sep 2022 | 21:10

Líder en información económica del deporte

Competiciones

La Federación Italiana aprueba aplazar un mes el pago de sueldos en la Serie A

El Consejo Federal del organismo rector del fútbol italiano da luz verde a que el pago de la cuota de marzo de los sueldos de la primera división italiana se retrase de mayo a junio.

Palco23

17 may 2021 - 17:00

La Federación Italiana aprueba aplazar un mes el pago de sueldos en la Serie A

 

Balón de oxígeno para los clubes de la Serie A. La Federación Italiana de Fútbol (Figc, por sus siglas en italiano), a solicitud de los clubes de la primera división, ha aprobado el aplazamiento del pago de la cuota de los sueldos de marzo por un mes. Por tanto, el plazo de pago se aplaza de mayo a junio, según Calcio e Finanza.

 

Los equipos de la Serie A habían solicitado a la Federación en la última reunión que pospusiera los términos de las obligaciones relativas a los plazos del pago de los sueldos de los futbolistas, una propuesta que ha sido aceptada sólo parcialmente. La última proposición de los clubes pasaba por el aplazamiento de los plazos de los últimos cuatro meses de la temporada 2020-2021: marzo (de mayo a junio), abril (de junio a julio), mayo (de junio a diciembre) y junio (de septiembre a diciembre).

 

Finalmente, el Consejo Federal de la Figc ha dado el visto bueno sólo al aplazamiento de los sueldos del mes de marzo, de manera que el plazo de pago pasa del 30 de mayo al 24 de junio.

 

 

Esta no es la primera ocasión en que la Figc ayuda a los clubes en tiempos de pandemia. A finales de enero, la Federación reiteró que los clubes debían ponerse al día con los pagos a sus jugadores a mediados de febrero, pero admitió la posibilidad de que se pospusieran los casos previo acuerdo entre clubes y jugadores.

 

La Federación aprobó “el aplazamiento del plazo de control del pago de los salarios del 16 de febrero al 31 de mayo” para los equipos de la Serie A, la Serie B y la Lega Pro, en relación a los pagos aplazados de los sueldos de noviembre y diciembre de 2020. De manera que ofreció tres meses y medio más a los clubes para ponerse al día.

 

Los equipos italianos afrontan una grave crisis económica, con una pérdida de ingresos estimada de 1.200 millones de euros esta temporada, por lo que esta decisión de la Figc es de gran ayuda para las entidades en dificultades.