Líder en información económica del deporte

Competiciones

La Federación Española de Golf mantiene el presupuesto por encima de los 10 millones pese a la pandemia

La Rfeg contará con un presupuesto de 10,6 millones de euros, ligeramente superior al del año pasado, pendiente de la evolución de la pandemia para cerrar el ejercicio en positivo.

Javier Trullols

05 feb 2021 - 05:00

La Federación Española de Golf mantiene el presupuesto por encima de los 10 millones pese a la pandemia

 

La Real Federación Española de Golf (Rfeg) se mantiene al par a pesar del Covid-19. Los ingresos de la federación fueron de 10,2 millones en 2020, una cifra que crecerá hasta 10,6 millones de euros en 2021, con la previsión de “cumplir con el presupuesto”, según avanza su presidente, Gonzaga Escauriaza.

 

El coronavirus ha pasado factura a los clubes, aunque hay que diferenciar entre “los que viven del golfista español y los que viven del turismo”. En cualquier caso, la situación de cada club es diferente, también, en función de su estructura, con las instalaciones de propiedad municipal facturando una media de 805.000 euros, mientras que las que pertenecen a los socios ingresan 3,4 millones de euros, casi cinco veces más. 

 

Ha habido un boom del golf después del confinamiento”, detalla el dirigente. En 2019 se rompió la tendencia a la baja de la última década, y en 2020 se consolidó el cambio al alza, con 271.788 federados, de los que 270.219 jugadores son amateurs y 1.569 profesionales. Para lo cual ha sido clave la estrategia del sector de acercar el golf a las ciudades.

 

En cualquier caso, hay mucho camino por recorrer, con la solicitada rebaja del IVA al 10% en manos de la administración, en una reivindicación a la que se suma la Asociación Española de Campos de Golf (Aech), a lo que se une la solicitud de una bonificación del impuesto de bienes inmuebles (IBI) y una futura revisión de los valores catastrales de aplicación, junto a medidas para incentivar el empleo.

 

 

 

 

El golf es un deporte con un impacto económico de más 12.700 millones de euros, contribuyendo a la generación de cerca de 121.000 empleos, de acuerdo al estudio El golf como catalizador de la actividad económica en España, de la IE University en colaboración de la Aech y la Rfeg. Atrae cerca de 1,2 millones de turistas extranjeros, de los que el 98,6% de los cuales son europeos, una cifra que puede crecer con el público americano gracias al impulso de la Solheim Cup.

 

Además, es un motor para la inversión en vivienda, ya el citado informe valora en 42.000 millones de euros el importe de la inversión inmobiliaria del turista practicante de golf en España. Una cifra que multiplica por más de cuatro la inversión del turista medio que viaja a España.

 

El gasto medio por turista practicante de golf es de 3.850 euros, gastando una media de 324 euros cada día, de los que sólo una pequeña parte se realizan en los campos de golf, en concreto, uno de cada ocho. El resto repercute en otros sectores como hoteles, restaurantes, comercios y transporte, entre otros.

 

Teniendo en cuenta todas estas cifras, el presidente tiene claro que “el golf es bueno para la salud, para el turismo y la creación de puestos de trabajo, siendo fijos el 90% de los puestos directos que se crean”.