01 Oct 2022 | 19:17

Líder en información económica del deporte

Competiciones

La federación española de ciclismo logra un beneficio de 240.000 euros y prosigue con su plan de viabilidad

Palco23

16 mar 2015 - 10:45

La Real Federación Española de Ciclismo (Rfec) disputa desde hace dos años una de las carreras más difíciles, que pasa por cumplir con un plan de viabilidad para sanear las cuentas de un organismo que en 2012 se anotó unas pérdidas de 562.782,03 euros. Las dos primeras etapas, las de 2013 y 2014, se han cerrado en positivo, pero la junta directiva que preside José Luis López Cerro avisa de que deberán seguir trabajando para no caer en errores el pasado.

Tras obtener un beneficio de 32.783,5 euros en su primer años, las cuentas de 2014 que se aprobaron el sábado en asamblea arrojan un resultado positivo de 240.000 euros que López Cerro ya asumió que "será difícil repetir". Según explicó en el encuentro, el beneficio podría haber alcanzado el medio millón de euros, de no haberse visto obligados a depreciar el valor de existencias acumuladas. "La política a partir de ahora es no tener stocks y trabajar con lo que solo se necesite cada año", explicó el dirigente.

En total, la federación se anotó unos ingresos de 4,24 millones de euros, una cifra por encima de lo esperado, mientras que los gastos se situaron en 3,99 millones. El presupuesto para este año rebaja la cifra de ingresos a 3,8 millones, con un beneficio neto de 73.000 euros, aproximadamente, lo que obligará a ajustar también la partida de gastos respecto a 2014. La cifra de negocio podría acabar siendo mayor, pero el director general de la Rfec, Diego Guerrero, dijo que no se han incluido en el presupuesto porque son acuerdos "pactados, pero no cerrados".

Guerrero confió en que el resultado neto pueda ser superior a los 100.000 euros, con el objetivo de seguir reduciendo el apalancamiento del organismo. “Lo importante es que hemos reconvertido la deuda de corto a largo plazo y estamos al día y podemos cumplir con los objetivos de pago, pero la deuda es aún muy elevada y tenemos que seguir con el ahorro”, admitió López Cerro.

La entidad tiene una deuda aproximada de cinco millones de euros, entre préstamos ICO concedidos por CaixaBank para la compra de equipamiento, créditos del Consejo Superior de Deportes (CSD) que en muchos casos tienen interés cero y cuentas pendientes de saldar con proveedores.