04 Oct 2022 | 22:35

Líder en información económica del deporte

Competiciones

La Federación de Bolos salva el curso 2021 pese a rebajar el número de licencias

El máximo organismo de bolos en el país finalizó el último ejercicio con una cifra de negocio de 130.946 euros, un 0,7% más que en 2020. La federación perdió 1.253 licencias en apenas un año, hasta 5.480 federados.      

La Federación de Bolos salva el curso 2021 pese a rebajar el número de licencias
El organismo recibió 58.381 euros en subvenciones por parte del Consejo Superior de Deportes (CSD) para mobiliario

A.F.O.

27 jul 2022 - 05:00

La Federación Española de Bolos (Febolos) cierra 2021 con una cal y otra de arena. El máximo organismo de los bolos finalizó el último ejercicio con un superávit de 22.477 euros, si bien sus licencias se redujeron en 1.253 personas en apenas un año, hasta 5.480 federados.

 

Aun así, la Febolos elevó su cifra de negocio en un 0,7% respecto a 2020, hasta 130.946 euros. La mayor parte de los ingresos de la entidad provienen de las licencias federativas, que supusieron una facturación de más de 95.000 euros. Por detrás se situaron las inscripciones en competiciones, que se quedaron cerca de 30.000 euros. Los cánones (4.475 euros) y patrocinios (1.200 euros) coparon el restante de los ingresos federativos.

 

En cuanto a gastos, la federación de bolos destinó 90.121 euros a sueldos y salarios, además de la Seguridad Social a cargo de la empresa. Según la memoria presentada por la Febolos, apenas existen dos personas que trabajan en la federación.

 

Otro apartado de gastos relevante de la federación fue en los servicios exteriores, que incluye arrendamientos, viajes o servicios profesionales, entre otros. De los 84.840 euros destinados a este concepto, las mayores partidas fueron os servicios profesionales (39.726 euros), arrendamientos (23.415 euros) o los gastos en viajes (7.491 euros) fueron las más destacadas.

 

 

 

 

El actual presidente del organismo, José Luís Diaz de Rojas, encabezó dos querellas contra expresidentes de la Febolos (José Luis Boto y Óscar Gómez). La primera de ellas fue por presunta comisión de delitos de administración desleal, que está pendiente de resolución tras diversas suspensiones y aplazamientos. La segunda querella fue aprobada por la Asamblea General, que reclama a Óscar Gómez más de 17.000 euros correspondientes a anticipos no justificados cobrados por su persona.

 

El organismo recibió 58.381 euros en subvenciones por parte del Consejo Superior de Deportes (CSD) para mobiliario, equipos de proceso de información o aplicaciones informáticas. La cantidad de las ayudas se mantuvo respecto a las recibidas el curso pasado.

 

La federación de bolos concluyó el curso con un patrimonio neto negativo de 61.027 euros negativo, que se aupaba hasta 91.423 euros negativos en 2020. El pasivo no corriente era de 42.391 euros, mientras que el pasivo corriente ascendía a 106.176 euros.