26 Jun 2022 | 00:56

Líder en información económica del deporte

Competiciones

La Europa League busca un campeón con aroma de Recopa al que otorgarle nueve millones

Eintracht de Frankfurt y Rangers Football Club disputarán el último encuentro de la segunda competición europea más relevante de clubes en el Ramón Sánchez-Pizjuán en la tercera ocasión que la ciudad acoja una final europea.

La Europa League busca un campeón con aroma de Recopa al que otorgarle nueve millones
Del total de localidades disponibles, los finalistas han recibido 10.000 entradas cada uno.

Albert Ferrer

18 may 2022 - 05:00

Los históricos Eintracht de Frankfurt y Rangers Football Club se preparan para disputar una final de Europa League más propia de Recopa. Ambos conjuntos se aseguraron el pasado 5 de marzo el billete para poder estar presentes hoy en el Ramón Sánchez-Pizjuán (Sevilla) y tener la oportunidad de levantar el trofeo y recoger un cheque de 9,73 millones de euros por parte de la Uefa.

 

Sólo por alcanzar la final, los dos equipos se embolsarán un mínimo de cinco millones de euros, si bien el conjunto que logre hacerse con el título tendrá un prize money extra por clasificarse para la Supercopa de Europa, un encuentro que se disputa en verano contra el ganador de la Champions League y que da el pistoletazo de salida a la nueva temporada.

 

En esta edición no habrá representante español en la final, como si ocurrió en las dos últimas temporadas (Sevilla FC y Villarreal CF, que se llevaron el título), ya que FC Barcelona sucumbió en cuartos de final frente al conjunto alemán en un encuentro marcado por la numerosa presencia de aficionados germanos en el Camp Nou.

 

Desde que la competición se reestructuró en 2009-2010 y pasó a denominarse Uefa Europa League, algún club español ha alzado el trofeo hasta en ocho ocasiones, siendo Sevilla FC quien más veces lo ha levantado, con cuatro títulos.

 

 

 

 

El encuentro contará con la totalidad del público en las gradas, ya que se han eliminado las restricciones de aforo con las que se disputó la última final de la Europa League, en la que apenas pudieron asistir 9.500 aficionados en Gdansk (Polonia) debido a la evolución del Covid-19 en Europa.

 

Las autoridades de la ciudad andaluza han estimado que el encuentro tendrá un impacto económico de sesenta millones de euros, pues se espera que entre escoceses y alemanes se concentren alrededor de 60.000 personas, aunque el feudo sevillista tiene un aforo de 43.883 espectadores.

 

Del total de localidades disponibles, los finalistas han recibido 10.000 entradas cada uno y otras 13.000 entradas se han puesto a la venta para el público en general a través del portal de la Uefa. El resto de las localidades se han distribuido entre el comité organizador local, la Uefa, las federaciones nacionales, los socios comerciales y los operadores.

 

Habrá dos fan zones con motivo de la final, una para cada afición. Los seguidores del Glasgow Rangers se ubicarán en las inmediaciones del estadio de La Cartuja, donde dispondrán aquellos que no puedan ver el partido en directo en Nervión de una pantalla en el recinto cartujano. Por su parte, los aficionados del Eintracht se encontrarán en El Prado de San Sebastián, donde también dispondrán de una pantalla gigante para seguir el encuentro.