21 May 2022 | 17:34

Líder en información económica del deporte

Competiciones

La Euroliga se vuelca en el ‘big data’ para alcanzar los 63 millones de facturación al año

La competición de baloncesto, junto a IMG, ha empezado a trabajar en un sistema de recopilación de datos para conocer mejor a sus fans a través de Internet y poder aumentar su negocio. También ha impulsado una iniciativa para ofrecer contenido en redes sociales de forma automática.

La Euroliga se vuelca en el ‘big data’ para alcanzar los 63 millones de facturación al año

Guillermo G. Recio

21 mar 2018 - 05:00

La Euroliga ya ha empezado a trabajar los datos de sus redes sociales, página web, plataforma OTT y aplicación

 

 

La Euroliga quiere liderar el panorama deportivo europeo a base de tecnología. La organización de clubes de baloncesto ha puesto en marcha nuevos proyectos digitales para acercarse a los fans y traducir su nuevo formato de competición en más ingresos. El plan, desarrollado junto a IMG, contempla cuatro grandes áreas de trabajo, aunque una de ellas es la que permitirá potenciar el negocio de la competición gracias al big data y asegurar el objetivo de que facturar 63 millones de euros anuales.

 

Se trata de un proyecto llamado Edie (Euroleague Digital Intelligence Engine), pensado para conocer a los aficionados de la competición y poder aprovechar esa información para vender más. “Hemos definido qué datos de redes sociales, página web, plataforma OTT y aplicación necesita cada departamento y ya estamos trabajando con esta información”, explicó el director de márketing y comunicación de la entidad, Alex Ferrer, a Palco23.

 

En los próximos meses también se empezará a establecer qué quieren saber los clubes para poder compartir algunos datos concretos entre los mismos equipos. El objetivo es dar un servicio más a los participantes, algo que se enlaza con la estrategia lanzada hace unos meses con el departamento Euroliga Bocs (Business Operations & Club Services).

 

 

 

 

“La idea es conocer a un fan que va a ver al Barça al pabellón, no tiene Euroleague TV y le encanta Jan Veselý. Quizás podemos ofrecerle un pase con descuento y una camiseta firmada por el propio jugador”, apuntó el director digital de la Euroliga, Stephen Dobson, en la inauguración de un hackathon con la Universidad La Salle.

 

“Tenemos que aprovechar la gran cantidad de datos que generan nuestros fans. Si al 70% de nuestros seguidores le gustan los coches y el 10% está buscando cambiar de vehículo en los próximos dos años podemos ir a una marca de automóviles y decirles que este es el perfil que busca”, comentó.

 

La mejor forma para continuar captando este tipo de datos es con un gran contenido. Por este motivo, los esfuerzos de la organización también se centrarán en aumentar el fan engagement a través de redes sociales, donde suma alrededor de dos millones de seguidores. Uno de sus aliados en este ámbito es Heed, una empresa israelí que permite recopilar datos de actividad, como la velocidad, y biométricos, como la temperatura.

 

De momento, los jugadores de Maccabi y Fenerbahce han vestido camisetas interiores con sensores y sus entrenadores han llevado pulseras inteligentes para poder medir la presión. Los espectadores del pabellón también son analizados por cámaras para ver sus reacciones a través de reconocimiento facial. La plataforma ha empezado a trabajar con la Euroliga e IMG, que también la está utilizando para la Ultimate Fighting Championship (UFC).

 

 

 

 

En línea con aumentar la conexión con los fans en Internet, las dos entidades también han desarrollado un sistema de contenidos automático en base a vídeos y estadísticas. “Si alguien mete más de 20 puntos se genera un video automático que se envía al club correspondiente y se sube a redes sociales automáticamente”, detalló Ferrer, quien señaló a este diario que el número de personas de la joint venture entre ambas compañías se ha incrementado tanto en Barcelona como en Londres.

 

Dobson también precisó que su intención es tener una relación más estrecha con los actuales aficionados pero también quieren ampliar fronteras convenciendo a otras personas de ámbitos diferentes a la canasta. Ejemplo de ello es su estrategia con influencers, ya que además de trabajar con youtubers de este deporte también lo hacen con una instagramer de moda que le gusta el baloncesto.

 

Con la alianza con IMG para el cambio de formato de competición, se aseguraron unos ingresos totales garantizados de 630 millones de euros, que podrían incrementarse a 759 millones en un contexto optimista. Sin embargo, fuentes de la industria consideraron que el pastel a repartir entre los clubes puede ser incluso superior. Para ello, la organización ha empezado a entablar conversaciones con los cubes propietarios con el objetivo de trabajar sobre una futura expansión del torneo.