Líder en información económica del deporte

Competiciones

La Eurocup cambia su modelo de competición para 2021-2022

La competición tendrá una liga regular de dos grupos de diez equipos y después se disputará un torneo a un solo partido con dos billetes para la Euroliga.

Palco23

16 abr 2021 - 13:58

La Eurocup cambia su modelo de competición para 2021-2022

 

La Eurocup cambia. La junta de activos comerciales de la Euroliga se reunirá próximamente para aprobar el nuevo modelo de la segunda máxima competición europea de baloncesto tras una reunión entre trece clubes participantes en la Eurocup esta temporada. A partir de la siguiente temporada, la competición contará con veinte equipos participantes

 

Euroliga otorgará licencias de tres años a un máximo de dieciséis equipos para promover la estabilidad y a planificación a largo plazo y mantendrá cuatro plazas que se obtendrán en base a los resultados de la competición doméstica. Asimismo cambia el formato de competición: esta estará dividida en dos fases que tendrán como objetivo brindar a los clubes más partidos en casa, maximizando sus oportunidades de ingresos y mejorar la experiencia de los seguidores, con eliminatoria más emocionantes.

 

De esta manera, se celebrará una fase regular con dos grupos de diez equipos que competirán en un formato de todos contra todos. Los primeros ocho equipos de cada grupo se clasificarán para la siguiente fase. Después, se disputarán rondas eliminatorias a un solo partido: octavos y cuartos de final, semifinales y final. El campeón y el subcampeón se clasificarán para la Euroliga, según la normativa vigente.

 

 

 

 

La temporada 2021-22 comenzará a finales de octubre de este año y terminará a mediados o fines de mayo de 2022. Por otro lado, la junta de la Eurocup seguirá debatiendo y acordando estrategias y políticas de competición y los clubes se integrarán en el departamento de servicios empresariales. Además. Euroliga creará un marco de colaboración entre todos los equipos participantes en las dos competiciones.

 

Estas decisiones se han tomado porque la Euroliga quiere una competición más paneuropea para crecer, por lo que quiere ampliar la cobertura de la competición a Europa Central, Alemania y Francia, y desarrollar los mercados de Italia y Rusia. En marzo, con el objetivo de potenciar los mercados francés y alemán, la junta acordó una serie de condiciones para que el Bayern y Asvel puedan conseguir su licencia definitiva, paso previo a que se puedan convertir en equipos permanentes de la competición.