30 Jun 2022 | 15:30

Líder en información económica del deporte

Competiciones

La Copa del Rey de baloncesto 2023 se celebrará en Badalona tras 38 años

La ciudad catalana no era sede de una Copa del Rey desde la temporada 1984-1985, en una edición en la que La Penya quedó finalista, perdiendo en el ya extinto Pabellón Ausiàs March contra el Real Madrid con 90-76 en el marcador.

La Copa del Rey de baloncesto 2023 se celebrará en Badalona tras 38 años

Palco23

16 may 2022 - 17:30

Badalona machaca el aro de la Copa del Rey. La ciudad catalana acogerá en 2023 la Copa del Rey de baloncesto, según ha informado la Asociación de Clubes de Baloncesto (ACB) en un comunicado. Badalona se impone, de esta forma a Las Palmas y Málaga, las otras candidatas sobre la mesa.

 

Badalona no es la sede de una Copa del Rey desde la temporada 1984-1985, en una edición en la que La Penya quedó finalista, perdiendo en el pabellón Ausiàs March contra el Real Madrid por un marcador final de 90-76.

 

Los partidos se disputarán en el Pabelló Olímpic de Badalona, donde juega sus encuentros el Joventut. El pabellón, inaugurado en 1992 para los Juegos Olímpicos de Barcelona, tiene capacidad para albergar 12.500 espectadores y una superficie de 26.000 metros cuadrados. El Joventut de Badalona ejercerá como club anfitrión en la Copa del Rey 2023 y le acompañarán los siete mejores clasificados al término de la primera vuelta de la Liga Endesa 2022-2023.

 

 

“Hoy es un día histórico para Badalona, ya que se ha logrado hacer realidad una reivindicación largamente deseada”, ha declarado Rubén Guijarro, alcalde del municipio. “Nos merecíamos acoger la Copa como nadie y seremos unos grandes anfitriones”, ha afirmado el alcalde.

 

La Copa del Rey de baloncesto 2022 se celebró en febrero de este año en el Palacio de Deportes de Granada y enfrentó al Real Madrid con el FC Barcelona en una final en la que  terminó alcanzando la victoria el equipo catalán.

 

El Joventut de Barcelona cerró el ejercicio 2020-2021 con un resultado negativo de 2,2 millones y unos ingresos de 2,9 millones de euros, lo que supuso un 26,6% menos que la temporada anterior, cuando ingresó 3,95 millones de euros.

 

El club, que ya había previsto un golpe en sus cuentas, registró en mayo una ampliación de capital por valor de 3,7 millones de euros, a través de su vehículo inversor Scranton, con un resultante suscrito de 8,6 millones de euros.