06 Jul 2022 | 14:19

Líder en información económica del deporte

Competiciones

La Copa de los Mosqueteros se ajusta el cinturón: reducción del 10% de los premios

El premio para el ganador de esta edición será de 1,3 millones de euros, lejos de los 1,6 millones que se llevó en la pasada edición. El cuadro final arranca este lunes marcado por las restricciones del aforo.

Albert Ferrer

24 may 2021 - 04:48

La Copa de los Mosqueteros se ajusta el cinturón: reducción del 10% de los premios 

 

El mayor evento de tierra batida pierde valor. La edición de Roland Garros de 2021 repartirá un total de 34,3 millones de euros, casi un 10% menos que en la edición anterior, cuando el prize money se elevó hasta los 38 millones de euros. El torneo organizado por la Federación Francesa de Tenis (FFT), que dará comienzo hoy y se alargará hasta el próximo 13 de junio, se ha preparado para acoger a los mejores tenistas del circuito con distintas medidas para acoger al público en sus gradas: arrancará la primera semana sin aficionados y terminará el evento con 5.000 espectadores.

 

La edición de 2020 estuvo marcada por la pandemia del coronavirus, que obligó a los organizadores a modificar las fechas del torneo, trasladando tres meses más adelante su celebración, algo que jamás había sucedido. Por aquel entonces, el ganador del torneo, Rafael Nadal, se llevó un 30% menos que en 2019 por coronarse campeón, hasta 1,6 millones de euros. En esta ocasión, el vencedor se llevará a casa 1,3 millones de euros.

 

Aun así, la FFT ha decidido mantener respecto a la anterior edición los premios para los tenistas que caigan eliminados en la fase previa y en las dos primeras rondas, que significaban unos ingresos de 60.000 euros para cada tenista.

 

 

 

 

Una vez los tenistas van avanzando rondas, donde normalmente se sitúan los mejores jugadores del ránking ATP, la cantidad resultante por ser eliminado empieza a caer. Los que queden eliminados en cuartos de final dejarán de embolsarse 28.000 euros, los semifinalistas ingresarán cerca de 50.000 euros menos y el finalista se irá a casa con 100.000 euros menos que Novak Djokovic, el finalista de la pasada edición.

 

La redistribución de ingresos busca dar apoyo a los tenistas con un ránking inferior, que son los que más problemas están viviendo debido al efecto de la pandemia. En este sentido, la Federación Internacional de Tenis (ITF) creó en junio de 2020 un fondo de 2,3 millones de euros para paliar el golpe del Covid-19.

 

Alternancia de aficionados durante el torneo

Durante las dos semanas que dura el evento, las 19 pistas en que se disputarán los encuentros del torneo sufrirán tres variaciones en cuanto a la presencia de público se refiere. Primeramente, debido a las medidas de seguridad anunciadas por el Gobierno francés respecto al Covid-19, la primera semana de competición no albergará aficionados.

 

 

El torneo comenzará sin público en las gradas 

Más tarde, a partir del 30 de mayo hasta el 8 de junio, cuando se entrará en una nueva fase de desescalada en Francia, un total de 1.000 personas podrán acceder a las pistas centrales, con un 35% de su capacidad máxima.

 

A partir del 9 de junio, la Philippe-Chatrier, la pista central de Roland Garros, que tiene una capacidad para 15.059 espectadores, podrá acoger un total de 5.000 espectadores para presenciar las semifinales y la final, con un 65% de su capacidad máxima.

 

Las sesiones nocturnas se adelantarán en el torneo de los mosqueteros, ya que en Francia sigue vigente el toque de queda. Actualmente arranca a las nueve de la noche, pero a partir del día 9 de junio se alargará hasta las once. Como consecuencia, los partidos nocturnos se adelantarán una hora, empezando a las ocho.

 

 

 

 

A diferencia del torneo de Montecarlo, los jugadores que disputen el torneo deberán seguir un estricto protocolo anticovid. En este sentido, todos los tenistas se alojarán en dos hoteles propuestos por la organización y solo podrán acceder a zonas concretas de las instalaciones de Roland Garros los días de partido y cuando se dispongan a entrenar, con el objetivo de limitar los cruces y reducir la afluencia de personas en torno a los jugadores.

 

Tras un largo período alejado de la tierra batida, Roger Federer ha confirmado su presencia en el torneo de los Mosqueteros, en el que peleará con el número uno del mundo, Novak Djokovic y el jugador más laureado en París, Rafael Nadal, que ha alzado el trofeo un total de trece ocasiones.