Líder en información económica del deporte

Competiciones

La Bundesliga invierte en una ‘start-up’ especializada en el fútbol no profesional

La empresa israelí Movez, controlada por AGT International, lanzará una app que permitirá evaluar el progreso de los jugadores en edad de formación.

Palco23

23 ene 2020 - 11:31

La Bundesliga invierte en una ‘start-up’ especializada en el fútbol no profesional

 

 

La Bundesliga vuelve a invertir en tecnología. La competición, que se ha marcado como objetivo situarse a la vanguardia en innovación, ha adquirido una participación minoritaria en la start-up israelí Movez. La compañía, de la que el hólding AGT International es accionista mayoritario, lanzará este año una app que permite medir la progresión de los futbolistas no profesionales.

 

A través de la aplicación, los jugadores en edad de formación podrán monitorizar su progreso en los aspectos técnicos del juego, tales como los regates y otras habilidades. La app utiliza la cámara del dispositivo móvil y proporciona datos en tiempo real que permiten interactuar a los usuarios. Además, cuenta con una plataforma global que permite competir contra otras personas y compartir los contenidos en las redes sociales.

 

A través de su inversión, la Bundesliga contribuirá al desarrollo del proyecto introduciendo contenidos propios. Por un lado, incorporará aspectos del juego, de forma que los usuarios puedan emular disparos o regates de los profesionales y, por otro, se introducirán campañas para mejorar el engage de las nuevas generaciones con la liga.

 

Para ello, la competición alemana de fútbol permitirá a Movez acceder a sus propios sistemas de datos y le proporcionará los algoritmos necesarios para desarrollar la tecnología. Christian Seifert, consejero delegado de la Bundesliga, ha asegurado que “es un gran adquisición para nuestro programa DFL for Equity, y la primera inversión que nos repercute directamente para conectar con la generación Z de todo el mundo”.

 

Esta es la tercera vez que la Bundesliga sale al mercado de las start-ups para complementar su rango de servicios. En 2018, cuando se lanzó el programa DFL for Equity, se hicieron con el 10% de otra empresa israelí, Track160, que diseñó su propio sistema de monitorización de la actividad física. Un año más tarde, selló una joint venture con Athletia para perseguir la piratería a escala internacional.