26 May 2022 | 14:06

Líder en información económica del deporte

Competiciones

La asociación de aficionados al fútbol en Europa presenta una iniciativa contra la Superliga

La iniciativa ciudadana europea en contra de la nueva competición en Europa está promovida por Ronan Evain, director ejecutivo de la agrupación, que ahora cuenta con seis meses para conseguir un millón de firmas.        

La asociación de aficionados al fútbol en Europa presenta una iniciativa contra la Superliga
La iniciativa cuenta con seis meses para conseguir un millón de firmas entre al menos siete países de la Unión Europea.

Palco23

03 feb 2022 - 10:45

Los aficionados europeos en contra de la Superliga. La Comisión Europea ha registrado una iniciativa ciudadana europea en contra de la nueva competición. El impulso está liderado por el director ejecutivo de la asociación de aficionados europeos, Ronan Evain.

 

La iniciativa cuenta con seis meses para conseguir un millón de firmas entre al menos siete países de la Unión Europea (UE) y, si se alcanza el objetivo, la Comisión deberá decidir si promueve o no una legislación al respecto.

 

La petición ha sido aceptada a trámite, ya que cumple con los requisitos formales y no está fuera del ámbito competencial de la Comisión, además, no es abusiva, frívola o temeraria, ni contraria a los valores de la Unión Europea. Sin embargo, Bruselas aún no ha entrado a valorar el fondo de la petición, según ha informado Iusport.

 

“El fiasco de la Superliga demostró que el deporte europeo está al borde de la catástrofe”, aseguran los promotores en el escrito enviado a la Comisión, entre los que también se encuentra Emilio Abejón Huecas, secretario y tesorero de la Federación de Accionistas y Socios del Fútbol Español (Fasfe).

 

 

El escrito denuncia que “décadas de mala gestión han dejado a innumerables clubes y a competiciones vulnerables en manos de adquisiciones depredadoras por parte de individuos y grupos privados cuyo único objetivo es ganar dinero”.

 

Los impulsores de la iniciativa defienden que el deporte es un bien social que pertenece a todos e instan a la Unión Europea que se trabaje con los “aficionados y ciudadanos preocupados para salvaguardar el fútbol y otros deportes en todo el continente”.

 

Además, los aficionados a favor de la iniciativa presentada reclaman convertir el desbordamiento de indignación en un plan de acción claro, práctico y a largo plazo a nivel europeo que debe diseñarse e implementarse rápidamente para disuadir nuevos intentos de ruptura.

 

En el plan, los impulsores aseguran que debe conseguir que se proteja el modelo de fútbol en Europa, se reconozca el valor social del deporte y se refuerce la gobernanza del deporte europeo.