26 May 2022 | 09:15

Líder en información económica del deporte

Competiciones

La asistencia de la ACB se enfría en febrero: supera el millón de fans pero cae un 4,6%

Entre octubre y febrero, un total de 1.093.041 aficionados han visto un partido de la Liga Endesa desde el pabellón, con Baskonia y San Pablo Burgos como equipos más seguidos.

P. López

07 mar 2019 - 04:59

Unicaja Málaga es el que más asistentes está ganando, con un 10,4%, mientras que Herbalife Gran Canaria ha reducido su asistencia un 18,8% hasta febrero

 

 

La asistencia de la ACB no acaba de remontar en la temporada 2018-2019. Hasta febrero, la Liga Endesa acumuló una asistencia de 1.093.041 personas, un 4,6% menos que durante el mismo periodo de la campaña anterior. En las veinte jornadas que se han disputado durante los últimos cinco meses, y sin tener en cuenta la Copa del Rey 2019, la competición ha registrado una asistencia media de 6.072 personas por partido, lo que representa una ocupación de 67% de la capacidad total de todos los pabellones.

 

Así se desprende de los datos oficiales de la ACB recopilados por Palco23 con el patrocinio de 3D Digital Venue. La buena noticia para la ACB es que el ritmo de caída de la asistencia se ha ido reduciendo conforme la temporada ha ido avanzando. La competición empezó 2018-2019 con un descenso del 7% en octubre y noviembre, mientras que en enero el registro acumulado era un 5%. Esta desaceleración responde a que varios equipos han ganado poder de convocatoria, como Unicaja Málaga y Movistar Estudiantes.

 

El equipo de la Costa del Sol ha ganado un 10,4% de asistencia respecto al año anterior, superando al Valencia Basket como quinto equipo con mayor promedio de aficionados en las gradas. Ha sido el club que más ha mejorado su media de espectadores, aunque aún tiene margen de mejora porque la tasa media de ocupación por partido es del 74%.

 

 

 

 

Por delante del conjunto andaluz está el Kirolbet Baskonia, con 9.945 fans, un 0,5% más que durante el periodo octubre-febrero de la temporada anterior, y un promedio de ocupación del Buesa Arena del 64%. En esta faceta le supera el San Pablo Burgos, que es el segundo equipo con mayor afluencia, con 9.043 seguidores, un 0,8% más, y un 96% de ocupación.

 

En tercer lugar está Movistar Estudiantes, que ha conseguido superar en términos de asistencia a su rival en la ciudad, el Real Madrid. La asistencia del club colegial ha crecido un 6%, hasta 8.495 seguidores y una capacidad del 64% del WiZink Center.

 

Por su parte, el conjunto merengue ocupa el cuarto lugar del ránking con 8.431 fans por encuentro. Eso sí, ha perdido un 7,7% de asistentes en una temporada que coincide con la partida de Luka Doncic a la NBA. Le sigue el Tecnyconta Zaragoza, que también se ha resentido un 4,6%, mientras que el poder de convocatoria del Valencia Basket ha caído un 2,7%. Eso sí, la Fonteta de Sant Lluis promedia una ocupación superior al 84%.

 

 

 

 

En cuanto al Divina Seguros Joventut, una de las una mayores canteras del baloncesto español, el equipo aún sigue lejos de los que más aficionados congregan en su pabellón, aunque ha crecido un 6% interanual. El club se encuentra en una situación distinta a la que sufría la pasada temporada, cuando estuvo a punto de desaparecer y los resultados deportivos no acompañaban. Este año, tras haberse clasificado para semifinales de la Copa del Rey, la afición ha acudido con mayor asiduidad al Olímpic de Badalona.

 

En cuanto al Barça Lassa, es uno de los seis equipos de la ACB que ganan espectadores. El club blaugrana promedia un 3,9% más, aunque sigue por debajo de la media de la liga. La otra cara de la moneda es el Herbalife Gran Canaria, que pese a disputar la Euroliga no está consiguiendo que la afición acuda en masa al arena. De hecho, este año la asistencia está cayendo un 18,8%, hasta 4.782 aficionados, apenas un 48% de la capacidad de su pabellón.

 

Otros equipos, como Baxi Manresa e Iberostar Tenerife, están entre los equipos que menos aficionados reúnen debido a que su recinto deportivo tiene una capacidad de 5.000 personas. Eso sí, ambos clubes tienen a dos de las aficiones más fieles de la categoría, con una tasa de ocupación superior al 92% en ambos casos.

 

La otra cara de la moneda es el Delteco GBC, cuyo pabellón tiene 11.000 localidades y este año sólo se está logrando convencer a 2.586 aficionados. De ahí que le club haya puesto en marcha varias iniciativas para sumar apoyos en las aficiones de otros clubes deportivos de la ciudad.

 

Otra campaña que acaba de ponerse en marcha es la de regalar entradas a los equipos de baloncesto escolar que jueguen contra su cantera con el fin de “seguir acercándonos a los niños y niñas de Gipuzkoa”, informan. De hecho, tras el cambio de presidencia por la dimisión de Nekane Arzallus, el nuevo ejecutivo liderado por Nacho Núñez ha definido como eje estratégico llenar el pabellón. El tiempo dirá si consigue aumentar su poder de convocatoria.