26 Jun 2022 | 02:00

Líder en información económica del deporte

Competiciones

La ACB redibuja su ‘roster’ con la salida de varios altos ejecutivos

La asociación de clubes de baloncesto quiere encarar una nueva etapa y ha reordenado su cúpula directiva con la salida de Gerard Freixa, director financiero, y Jordi Cañellas y Javier de la Chica, del área comercial. Hoy se nombrará previsiblemente a Antonio Martín como presidente.

La ACB redibuja su ‘roster’ con la salida de varios altos ejecutivos

Guillermo G. Recio

16 jul 2018 - 04:59

Gerard Freixa, Javier de la Chica y Jordi Cañellas eran tres de los principales directivos de la ACB en términos de negocio

José Miguel Calleja, nombrado director general de la ACB este año, ha empezado a reordenar su equipo

 

 

La ACB hace tabla rasa con la alta dirección. La asociación de clubes de baloncesto está inmersa en un proceso de reestructuración y ha decidido pactar la salida de tres ejecutivos clave en el área comercial y en la evolución de la competición en los últimos años, según ha podido saber Palco23 y ha confirmado un portavoz de la propia entidad.

 

Se trata de Gerard Freixa, director financiero y de eventos desde 2006; Jordi Cañellas, director de márketing y patrocinios durante los últimos ocho años, y Javier de la Chica, director del área de negocio y de márketing desde hace casi cuatro años. El motivo de estos cambios responde al organigrama propuesto por el nuevo director general, José Miguel Calleja, y que será presentado a los clubes este lunes en asamblea.

 

La salida de estos tres directivos se produce unas semanas más tarde de que se nombrara a Ricardo de Diego como nuevo director de marca. El nuevo responsable, del que todavía se desconocen sus funciones exactas, procede de Kia Iberia, patrocinador de la ACB durante las últimas temporadas. El nombramiento de De Diego llegó tras la toma de posesión del nuevo director general, José Miguel Calleja. En la reunión también se aprobará previsiblemente a Antonio Martín como nuevo presidente.

 

El cambio que supone esta reestructuración no es menor, ya que los tres ejecutivos salientes contaban con posiciones muy determinantes en la ACB. Gerard Freixa, por ejemplo, era el encargado de la organización de la Copa del Rey desde 2009, siendo esta uno de los principales reclamos para la afición con todo lo que ello comporta: los mayores picos de audiencia en televisión y unos ingresos por taquilla que siempre alcanzan el lleno en el pabellón.

 

 

 

 

Los otros dos directivos, De la Chica y Cañellas, han sido también importantes en el alza comercial de la ACB. El primero llegó a la entidad en 2014 procedente del mismo departamento de LaLiga, coincidiendo con la llegada a la presidencia de Francisco Roca, que también trabajó en la competición de fútbol. Cañellas, por su parte, llegó en 2010 desde el Circuit de Barcelona-Catalunya, aunque antes había sido director de márketing del diario Sport y de la agencia Octagon, además de haber pasado por Adidas al inicio de su carrera.

 

En 2012, bajo la gestión de Albert Agustí, se decidió reorganizar la asociación y crear un departamento comercial propio, ya que antes estaba totalmente externalizado. Un año antes, la facturación por publicidad y patrocinios no alcanzaba los dos millones de euros, aunque se sumó el primer contrato con Endesa, algo que hizo repuntar la cifra de negocio de la entidad.

 

Ahora, una vez renovado el acuerdo con la eléctrica, que paga 4,5 millones al año, la ACB se encuentra en negociaciones con Telefónica, que actualmente es su primer socio comercial. El principal contrato de la telecos es el audiovisual, pero de su renovación también depende que se prolongue el patrocinio, que supone unos ocho millones de euros al año. Fuentes de la entidad señalan que las conversaciones van por buen camino y que la compañía está interesada en seguir con las mismas opciones de televisión y patrocinio.

 

 

 

 

En los últimos años, también se ha aumentado el grado de compromiso con CaixaBank, además de firmar con El Corte Inglés y mantener a Kia como coche oficial. De las únicas salidas considerables en los últimos años destaca la de Sportium, que decidió poner el foco en LaLiga después de un año y medio con la ACB. También salieron Bifrutas después de nueve años y Plátano de Canarias tras varias temporadas en el momento en que la Liga Endesa pasó a emitirse únicamente por Movistar+.

 

Este ha sido y será uno de los principales retos del nuevo equipo liderado por Calleja y De Diego, que deberá impulsar aún más su área digital para contrarrestar las audiencias de unos partidos que sólo se ven en plataforma de pago. En 2017-2018, la competición aumentó en un 11% el número de seguidores en Twitter, Facebook, Instagram y YouTube. Durante la temporada regular y los playoffs el torneo aumentó un 69% el número de visualizaciones, hasta alcanzar los 88 millones, por los 52 millones de la campaña anterior.

 

A todo ello se suma el futuro competitivo y de formato de la ACB, puesto que los clubes de Euroliga mantienen su idea de reducir el número de participantes para las próximas temporadas para poder jugar más partidos de liga europea y menos del torneo nacional. Para ello, será necesaria la figura de un presidente con un perfil más institucional, para el que de momento se postula el exjugador Antonio Martín. Aunque todavía faltan muchas nuevas caras por llegar a la ACB, lo que es seguro es que deberá tener una buena cintura para negociar, ya sea con los clubes como con los patrocinadores, que temen que la competición española pierda peso en los próximos años.