Líder en información económica del deporte

Competiciones

La ACB anota una ‘canasta televisiva’ con la producción remota de los partidos

Por primera vez, Movistar+ emite los partidos de la Liga Endesa sin necesidad de desplazar la unidad móvil y los satélites al pabellón. De este modo, la plataforma ahorra costes y aumenta la capacidad de personalización de la señal.

Patricia López

03 dic 2018 - 04:58

Por primera vez, los partidos de la Liga Endesa se han producido en remoto desde los estudios de Movistar+

 

 

La ACB continúa sacando partido al acuerdo estratégico que alcanzó con Movistar+ hasta 2021. La renovación de los derechos audiovisuales, más allá de convertir al canal de pago en el escaparate de la Liga Endesa, también perseguía mejorar las retransmisiones de los partidos. Y en ello ha invertido Telefónica, que desde octubre produce en remoto cuatro partidos por cada jornada.

 

Se trata de un avance tecnológico que permite al canal emitir contenidos en directo sin necesidad de trasladar una unidad móvil al pabellón. Con este sistema, Movistar+ recibe en sus estudios de Tres Cantos (Madrid) la señal remota de todas las siete cámaras que hay en el pabellón y desde allí realiza la retransmisión. 

 

Esta innovación eleva la calidad de la producción televisiva, pero también “agiliza los procesos y optimiza los costes de la cobertura porque ya no es necesario que los equipos estén sobre el terreno para tener señal y emitirla”, explica la patronal. La reducción de la inversión no ha trascendido pero, gracias a este sistema, Movistar+ ya no tiene que subcontratar a una empresa especializada para emitir los partidos, algo que sí hacía durante la campaña anterior.

 

 

 

 

Además de la reducción de costes, fuentes de la ACB aseguran que “se ha mejorado la calidad de la emisión y la capacidad de personalización de la señal” porque ahora el contenido se produce de manera centralizada desde los estudios de la plataforma de televisión, donde se opera con mejores equipos que en una unidad móvil. “La concentración de la realización en el estudio de Movistar permite mayor capacidad para personalizar la señal a nivel de grafismo, repeticiones y otros conceptos que enriquezcan la retransmisión”, añaden.

 

Es una medida pionera en la Liga Endesa, ya que hasta ahora los partidos jamás se habían emitido en remoto. Este despliegue tecnológico cuenta con la colaboración de la empresa Net Insight, empresa encargada de proporcionar el equipamiento necesario para la transmisión, y las cámaras de Grass Valley.

 

Movistar renovó como socio audiovisual y patrocinador con la ACB el pasado verano y hasta 2021. El acuerdo establece la emisión de más de 1.000 encuentros en directo y, aunque la cifra económica del acuerdo no ha trascendido, es superior a los ocho millones de euros por temporada que se venían pagando hasta la pasada campaña. En el contrato de renovación se estableció que ambas entidades crearían un plan estratégico de desarrollo y crecimiento de las emisiones a lo largo de las próximas temporadas, con la innovación tecnológica como punta de lanza.

 

Por el momento se han emitido 24 partidos en remoto, y la idea es que hasta el final de temporada se retransmitan cuatro encuentros cada jornada con esta fórmula. Por el momento se desconoce la audiencia media de 2018-2019, pero en la campaña anterior la competición congregó delante del televisor a 3,75 millones de espectadores, según los datos ofrecidos por Kantar Media. Esta cifra, que no incluye las visualizaciones en diferido y los encuentros que se emitían en formato carrusel en Multideporte, supuso una audiencia media de 110.475 aficionados por jornada.