30 Nov 2021 | 15:37

Líder en información económica del deporte

Competiciones

Juan Roig aporta 2,5 millones al Maratón de Valencia, la mitad del presupuesto

La competición, organizada por la SD Correcaminos, contará con 16.000 inscritos, un 43% menos que antes de la pandemia. La aportación al presupuesto de los corredores populares supondrá un 33% de los ingresos de la prueba.

Juan Roig aporta 2,5 millones al Maratón de Valencia, la mitad del presupuesto
A Punt produce la carrera, Movistar gestiona los derechos y Teledeporte, Eurosport y la BBC la emiten.

Miquel López-Egea

19 nov 2021 - 05:00

Juan Roig vuelve a salvar el Maratón de Valencia. La Fundación Trinidad Alfonso, presidida por el fundador de Mercadona, aportará la mitad del presupuesto de la competición de categoría platino que se celebra el próximo 5 de diciembre, que es de 4,9 millones de euros. El año pasado, la fundación aportó 4,6 millones de euros de los 5,3 millones de euros presupuestados, ya que se disputó sin público popular.

 

La competición, organizada por la SD Correcaminos y el Ajuntament de València, entidad que también gestiona el Medio Maratón de Valencia, contará con 16.000 inscritos, un 43% menos que antes de la pandemia.  Alrededor de 15.000 corredores serán deportistas que ya tenían la inscripción pagada para 2020, ya que la organización, que devolvió el dinero a 13.000 inscritos, dio la opción de mantener la inscripción. Por otro lado, la competición contará con 2.000 corredores que no estaban inscritos, que han sustituido a los que se iban dando de baja tras formar parte de una lista de espera. Asimismo, la carrera contará con 300 corredores de elite.

 

“Hemos hecho una serie de ajustes, por lo que no llegaremos a cinco millones de presupuestos, aunque hay puntos, como el nuevo circuito, que se tendrán que matizar”, explica Paco Borao, director de la carrera y presidente de la SD Correcaminos, a Palco23. “Hemos tenido que reducir el número de élites, pero en este aspecto hemos hecho un presupuesto de máximos; sin embargo, para este año, las posibilidades de traer a ciertos atletas se reducen porque los majors se han trasladado a octubre y noviembre, por lo que no estarán preparados”, afirma.

 

 

 

 

La organización, que paga a los corredores élite por participar, ha apostado por fichar “a estrellas aún desconocidas pero que van a ser igual de buenos: estamos haciendo un trabajo de búsqueda y constancia desde hace un año”.

La aportación al presupuesto de los corredores populares supondrá un 33% del presupuesto, alrededor de 1,6 millones de euros. El Ayuntamiento de Valencia aporta 100.000 euros. El resto de los ingresos provienen de otros patrocinios, entre ellos el de New Balance, que este año se ha convertido en patrocinador técnico de la prueba, igual que ha hecho con el Maratón de Londres y el de Nueva York. 

 

La producción y gestión de los derechos televisivos corre a cargo de Movistar, y Teledeporte, Eurosport y la BBC la emiten, entre más de otros 300 canales de 200 países. La carrera cuenta con 1.750 voluntarios para la prueba, mientras que el club, tiene un total de once trabajadores en el último trimestre del año.

 

A causa de la pandemia, la organización ha editado este año reducir la feria paralela al evento, por lo que sólo habrá los stands de los patrocinadores y otro para la entrega de dorsales en la Ciudad de las Artes y las Ciencias. De hecho, ni siquiera el Correcaminos tendrá el stand.

 

 

 

 

En cuanto a retos deportivos, la organización espera marcar el mejor tiempo de maratón del año y acercarse lo máximo posible al récord del mundo. También quiere reducir el récord del circuito de mujeres.

 

La SD Correcaminos cuenta con un presupuesto de entre siete y ocho millones de la temporada para organizar todas sus pruebas. Para su funcionamiento, el club cuenta con 250.000 euros para todo el año. “La Fundación Trinidad Alfonso iguala los presupuestos del club para que no entremos en pérdidas, siempre y cuando se controle el gasto y no exceda a lo presupuestado”, afirma.

El Maratón de Valencia es uno de los trece maratones más importantes del mundo. Junto con el de Londres, el año pasado fueron los dos únicos que se pudieron disputar durante el curso, por lo que fue esencial para conseguir la mínima para los Juegos Olímpicos de Tokio.