28 Ene 2022 | 06:14

Líder en información económica del deporte

Competiciones

Ironman ficha talento en moda y eventos para acelerar sus ingresos en el sur de Europa

La gestora de pruebas de resistencia, que pilota el proyecto desde Barcelona, ha incorporado a Cristina Rubio, ex directora creativa de Misako, que liderará el proyecto de merchandising, y a Celia Angulo, ex de las agencias Win Sports y RPM-Mktg, como directora de patrocinios.

Álvaro Carretero

31 oct 2019 - 05:00

La gestora de pruebas de resistencia, que pilota el proyecto desde Barcelona, ha incorporado a Cristina Rubio, ex directora creativa de Misako, que liderará el proyecto de merchandising, y a Celia Angulo, ex de las agencias Win Sports y RPM-Mktg, como directora de patrocinios.

 

 

Ironman continúa reforzando su estructura en España y el sur de Europa. La gestora americana de pruebas de resistencia ha realizado dos nuevos fichajes para acelerar la generación de ingresos propios al margen de las inscripciones. Se trata de Cristina Rubio, ex directora creativa de la marca de complementos de moda Misako, y que ahora liderará el proyecto de merchandising, y Celia Angulo, que se encargará de dar un mayor empuje a los patrocinios y será el contacto clave en la comunicación con las empresas.

 

En el caso de Rubio, esta será la primera vez que de el salto a la arena deportiva, donde tendrá el reto de impulsar los ingresos de Ironman a través de la división de artículos licenciados. Licenciada por la Universitat Ramon Llull, se especializó en comunicación y moda en la Universitat Pompeu Fabra, desde donde dio el salto a Inditex, donde pasó una década en diferentes puestos. En 2011 se incorporó a Misako, donde ha permanecido hasta ahora.

 

Angulo, por su parte, es licenciada en Empresariales y MBA en gestión deportiva por EAE Business School. Antes de su incorporación al equipo Ironman, trabajó durante más de once años en agencias de márketing y eventos como RPM-Mktg y Win Sports, donde se encargó de realizar activaciones para marcas como Zurich, Škoda, Banco Santander y Trek Bicycle.

 

 

 

 

Estas incorporaciones no han sido las únicas que se han producido durante el último año. La nueva directora de patrocinios, de hecho, formará parte del equipo liderado por Antonio Di Pasquale, quien se incorporó en abril de 2018 como director comercial para España, Italia y Portugal, también procedente de la agencia Win Sports.

 

Junto con el fichaje de Angulo, ambos serán los responsables de liderar la expansión de Ironman en el sur de Europa, centrándose especialmente en Italia, un mercado al que se considera estratégico y aún por desarrollar. El ejecutivo, de hecho, ya ha asegurado el patrocinio de algunas de las marcas transalpinas más relevantes, como Santini, Selle Italia, Kask o Jeep, que serán espónsors de las Series Globales y de Emea.

 

Para el año que viene ya hay confirmado un nuevo Ironman en Portugal y se espera que en Italia “se anuncie otro próximamente”, confirman fuentes de la compañía a Palco23. En España, por su parte, “se trabajan en diferentes escenarios tanto en running como en mountain bike, analizando qué pruebas nos interesan”, aseguran desde la filial que lidera Agustí Pérez desde Barcelona.

 

 

 

 

De hecho, la incorporación más destacada se produjo precisamente en este país a finales del año pasado, cuando la multinacional estadounidense contrató a Sergi Pujalte como director de operaciones para el sur de Europa. El directivo, que durante los últimos años había dirigido la división de outdoor de RPM-Mktg, había sido uno de los principales artífices del impulso del Zurich Maratón de Bacelona.

 

Todos estos movimientos se producen de forma escalonada en el tiempo, y coinciden con un momento importante para la compañía en España, donde generan el 21% de la participación en las pruebas de la compañía en Europa. De ahí que el afán sea continuar abriendo mercado en países como Italia y Portugal de cara a 2020 y reforzar su presencia en el territorio español, donde ya cuentan con cinco Ironman.

 

La última en incorporarse fue la de Vitoria-Gasteiz, cuyo triatlón se adjudicaron en 2018 para reconvertirlo bajo este formato. Al evento del País Vasco se suman los de Lanzarote, Barcelona y los de media distancia, de 70,3 kilómetros, en Marbella y Mallorca.

 

A la organización de estas pruebas de resistencia se le suman la EDP Rock ‘n’ Roll Madrid Marathon y Half Marathon y las Rock'n'Roll Marathon Series, treinta eventos que se concentran en Estados Unidos pero que también se extienden a Europa. En total, ya se ha alcanzado a una base de 200.000 espectadores en España y la participación rebasa los 16.000 inscritos agregados entre todas las pruebas.

 

 

 

 

El gran reto para 2020 no sólo es aumentar el número de dorsales, que oscila entre los 255 euros y los 580 euros, sino también impulsar sus productos licenciados. A través de su ecommerce se pueden adquirir desde prendas textiles técnicas por más de cien euros, hasta zapatillas personalizadas de algunas de sus pruebas más icónicas por 160 euros.

 

Ironman es propiedad de World Triathlon Corporation (WTC), multinacional estadounidense que en agosto de 2015 fue adquirida por la china Wanda Sports en una operación valorada en 650 millones de dólares (575 millones de euros). Desde entonces, el catálogo de la compañía supera las 260 competiciones en 45 países y ya copa casi un tercio del negocio del running y un 90% del mercado del triatlón.

 

Según los datos aportados por Wanda en el documento de su salida a Bolsa, los eventos de participación masiva de running generaron 1.129 millones de euros, un 13% más que el año anterior. De esta cantidad, 284 millones de euros se derivan de la inscripción en este tipo de pruebas, mientras que el 68% del negocio se concentra en Europa. De ahí el esfuerzo de Ironman por reforzar su estructura en estos países.