18 Ago 2022 | 22:41

Líder en información económica del deporte

Competiciones

Fitch augura que el ‘fair play’ de la Uefa tendrá “poco impacto” en los grandes clubes

La agencia de rating afirma que la normativa incentivará “aún más” a clubes como FC Internazionale Milano y Fútbol Club Barcelona a reducir el coste de los jugadores “a niveles más sostenibles” tras el impacto del Covid-19.

Fitch augura que el ‘fair play’ de la Uefa tendrá “poco impacto” en los grandes clubes
Los clubes que no cumplan con la nueva normativa se enfrentarán a multas que oscilarán entre un 10% y un 100% del exceso del coste sobre el umbral definitivo.

M. L-E.

08 jun 2022 - 05:00

Una nueva normativa con poco impacto para los clubes más ricos. Fitch asegura que la nueva ley de control económico de la Uefa tendrá “poco impacto” en los grandes clubes y que la estructura de las regulaciones, que vincula el gasto permitido a los ingresos, implicará que “las entidades más ricas sigan pudiendo permitirse a los mejores jugadores y entrenadores, lo que les brindará mejores resultados, un mejor rendimiento en el campo y, por lo tanto, mayores ingresos”.

 

Sin embargo, la agencia cree que los nuevos requisitos están mejor definidos y las sanciones son más estrictas, lo que beneficiará el perfil crediticio de los clubes de fútbol europeo, limitando su margen de maniobra para gastar en exceso.

 

Además, Fitch considera que se debería apostar por un límite salarial “asequible” como el de la National Football League (NFL) estadounidense y por un límite en transferencias, lo que implicaría una mayor paridad financiar y una mayor competencia entre los clubes.

 

 

 

 

En este contexto, Fitch espera que la nueva regulación obligue a los clubes a disminuir el gasto salarial y el tamaño de los equipos mediante la venta de jugadores, suponiendo que la base de ingresos no cambie. “Esto podría reducir los gastos en transferencias de jugadores y podría ser beneficioso para aquellas entidades financieramente más prudentes que gastan menos del 70% de los ingresos en salarios, ya que podrían tener una selección más amplia de jugadores a un coste menor”, afirma.

 

Por otro lado, Fitch recuerda que la normativa incentivará “aún más” a clubes como FC Internazionale Milano y Fútbol Club Barcelona, a reducir el coste de los jugadores “a niveles más sostenibles”. En este aspecto, la agencia recuerda que dichas entidades han tenido dificultades por los altos y persistentes costes de sus jugadores, agravados por la reducción de ingresos durante la pandemia.

 

La agencia también cree que la normativa actual aprobada en 2010 fue “levemente positiva” para el sector, pero que “la aplicación fue limitada, con multas y sanciones que generalmente no tuvieron un impacto significativo en los clubes”. Además, recuerda que los clubes pudieron impugnar y revocar las sanciones.

 

 

 

 

La nueva normativa tiene como objetivo el control de los salarios de los equipos, que es el elemento de mayor coste de los clubes, representando entre un 40% y un 90% de los ingresos.  

 

Por lo tanto, la nueva normativa restringirá el gasto en salarios, transferencias y honorarios de agentes de representación al 70% de los ingresos, cifra que se considera como punto de referencia sostenible. “Es probable que los clubes que gastan constantemente por encima del umbral del 70% requieran financiamiento externo a través de deuda o capital para mantener sus operaciones”, anticipa Fitch.

 

Los clubes que no cumplan con la nueva normativa se enfrentarán a multas que oscilarán entre un 10% y un 100% del exceso del coste sobre el umbral definitivo. El tipo de sanción variará en función de la gravedad de la infracción y del número de infracciones cometidas en cuatro años. Por otro lado, la restricción salarial se introducirá gradualmente en tres años, por lo que el umbral para 2023-2024 será del 90% y para 2024-2025 será del 80%.