Líder en información económica del deporte

Competiciones

El presidente de la Serie A propone aplicar un límite salarial en el fútbol europeo

La crisis de la pandemia del coronavirus ha puesto el foco en el control de los gastos de los clubes de fútbol, siendo la principal partida de costes los salarios de los jugadores.

Palco23

27 may 2021 - 11:30

El presidente de la Serie A propone aplicar un límite salarial en el fútbol europeo

 

Luigi De Siervo, presidente de la Serie A, apuesta por un límite salarial. En la reunión del Club Advisory Platform (CAP), organizada por European Leagues y LaLiga, el dirigente de la competición italiana ha puesto en valor las reglas del Fair Play Financiero de la Uefa, al mismo tiempo que ha puesto sobre la mesa la necesidad de establecer un límite salarial.

 

El principal problema, en palabras del dirigente italiano, es que se debe “encontrar un límite a los gastos de los salarios de los futbolistas” que se han disparado en los últimos diez años, y para ello aboga por crear “una estructura permanente europea que estudie un salary cap (límite salarial) para evitar que el sistema colapse”.

 

En relación al proyecto de la Superliga, De Siervo sostiene que “la Serie A siempre ha estado en contra”, siendo un “problema que empezó hace treinta años”, una iniciativa que los grandes equipos han intentado llevar a cabo otras veces. En cualquier caso, señala que “tenemos que comprender mejor las circunstancias actuales: son los doce clubes con más deudas del mundo”, y la pandemia ha hecho que sus deudas aumenten.

 

 

Fruto de la pandemia, “nuestros clubes han perdido más de 1.000 millones de euros en los últimos doce meses”, en los que no han contado con ayudas estatales. Además, lamenta la reacción “tímida” de los futbolistas. “El problema tiene más que ver con los costes” y la pandemia “ha hecho que estalle”. Ante esta situación, “hay que intentar entender su correlación con los aspectos económicos y financieros”.

 

La liga italiana defiende “firmemente el mérito deportivo” como principio rector de las competiciones, al mismo tiempo que pone el foco en que hay otras “amenazas hacia nuestros campeonatos como el Mundial de clubes” y solicita que haya “remuneraciones proporcionales para nuestros esfuerzos”.

 

De Siervo aboga por unos campeonatos que tengan reservado un periodo de entre nueve y diez meses de competición, y sostiene que “los ingresos de los derechos de televisión no van a crecer por lo que nuevas competiciones restarían ingresos de las competiciones nacionales y los necesitamos para defender la integridad de nuestros campeonatos”.

 

Además, señala que los problemas que el calendario actual representa para los futbolistas, a quienes “debemos poner en el centro” y estructurar el calendario de campeonatos en función del modelo europeo.