Líder en información económica del deporte

Competiciones

El Mutua Madrid Open seguirá disputándose en la capital hasta 2030

La junta de gobierno del Ayuntamiento de la ciudad ha dado luz verde a la firma del convenio con Madrid Trophy Promotion, que se hará oficial a lo largo de esta mañana. Además, la ciudad también ha renovado la disputa de la fase final de la Copa Davis, que se celebrará en el pabellón multiusos Madrid Arena.

Palco23

17 sep 2021 - 10:30

El Mutua Madrid Open seguirá disputándose en la capital hasta 2030

 

 

El Mutua Madrid Open continuará en Madrid otros diez años. La junta de gobierno del Ayuntamiento de la capital española ha dado luz verde para que se renueve el convenio de colaboración entre Madrid Destino y Madrid Trophy Promotion.

 

El acuerdo, que tendrá una vigencia de siete años, comprendido entre 2023 y 2030, contará con un gasto plurianual de más de 38 millones de euros, según ha comentado la portavoz del gobierno municipal, Inmaculada Sanz.

 

El convenio en vigor del torneo madrileño expiraba este año, aunque la anterior alcaldesa, Manuela Carmena, estuvo cerca de firmar la renovación con Ion Tiriac, propietario de los derechos del evento.

 

El dueño del torneo, pedía construir un nuevo recinto para permitir que se pudieran disputar más partidos de forma simultánea con más gente en las gradas, y el Ayuntamiento no lo descarta aunque tampoco lo ha desmentido, pues la inversión mínima sería de 12 millones de euros y se espera que la financiación pueda repartirse entre las dos partes.

 

 

 

 

También se ha renovado el convenio de colaboración con Kosmos para que se dispute la fase final de la Copa Davis en el pabellón multiusos Madrid Arena. Para llevarlo a cabo, el Ayuntamiento de Madrid contribuirá con una inversión de tres millones de euros.

 

El evento, que tuvo que cancelarse en 2020 por la pandemia del coronavirus, espera retomar la normalidad para 2022. En condiciones habituales, el Mutua Madrid Open tiene un impacto económico de 107 millones de euros en la capital española, de los cuales 45,41 millones corresponden al gasto atribuido a los espectadores.

 

El evento tenístico, cuya primera edición fue en 2002, fue durante siete ediciones un torneo de pista rápida hasta que, en 2009, con el cambio de pista a la Caja Mágica, también cambió la superficie, esta vez a tierra batida.