Le informamos que en esta Web utilizamos cookies propias y de terceros para recabar información sobre su uso, mejorar nuestros servicios y, en su caso, mostrar publicidad mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Puede aceptar expresamente su uso pulsando el botón de “ACEPTAR” o bien configurarlas y seleccionar las cookies que desea aceptar o rechazar en los ajustes. Asimismo, puede obtener más información sobre nuestra política de cookies aquí.

Líder en información
económica del negocio
del deporte

Jueves, 03 Diciembre 202004:15:06

Buscador

;Menu
h Competiciones

El maratón de Londres llega a meta por la mínima en un año sin carreras

A diferencia de las otras grandes citas maratonianas, la capital de Reino Unido acogerá una cita para sólo para profesionales que se celebra en una burbuja.

29 Sep 2020 — 04:54
Miquel López-Egea
Compartir
Me interesa

El maratón de Londres llega a meta por la mínima en un año sin carreras

 

 

El maratón de Londres es la única major que ha sobrevivido este año. La carrera es la única de los grandes maratones que ha resistido el golpe del coronavirus, aunque con letra pequeña. Solo los corredores élite, 45 hombres y 28 mujeres, podrán disputar la emblemática carrera este domingo, en un circuito totalmente alternativo y dentro de una burbuja que ha implicado un estricto protocolo anti Covid-19. La prueba se celebra después que fuera aplazada en abril.

 

La única prueba que se había disputado había sido el maratón de Tokio, antes de declararse la pandemia mundial, y en la que tan solo pudieron participar 300 atletas profesionales, por las medidas de prevención del Covid-19. El resto de carreras, como las Berlín, Chicago, Boston, Nueva York o París, decidieron cancelarse al considerar que no se podía garantizar la seguridad de la organización y de los participantes.

 

 

 

 

La mayoría de los maratones dependen de los corredores populares para sufragar los costes, por lo que las suspensiones han supuesto un gran golpe económico para las organizaciones y los territorios. Las carreras populares generaron ingresos directos e indirectos por 4.000 millones de euros en 2019 según un informe elaborado por la consultora Frost & Sullivan, mientras que el maratón de Nueva York generó un impacto de 415 millones de dólares. El maratón de Chicago generó 378 millones de retorno directo e indirecto a la economía local, mientras que en el de Boston fue de 200 millones de dólares. En Londres y Tokio fue de 155 millones de dólares.

 

Por lo tanto, este año los 40.000 corredores habituales de 109 países no podrán correr la tradicional carrera. Sin embargo, la organización ha podido salvar una parte simbólica del negocio con la celebración del maratón virtual de Londres, del que se han vendido 45.000 dorsales a un precio de entre 22,5 euros y 28,11 euros, que permitirá, entre otras, que todas aquellas asociaciones benéficas que querían disputar la carrera puedan mantener sus iniciativas solidarias. Este mismo domingo la organización abrirá las inscripciones para la edición de 2021.

 

La alternativa era mantener la competición con corredores aficionados, pero con una inversión tecnológica importante, que hubiera servido para mantener la distancia pero que hubiera disparado los costes y no hubiera evitado la presencia del público.

 

La carrera se celebrará finalmente sin público y en Saint Jame’s Park. Esta decisión permite salvar la retransmisión televisiva, ya que BBC Sport retransmitirá el evento, y los patrocinadores, que, según la organización, han mantenido su inversión. Además de las PCR obligatorias, el lugar de alojamiento escogido es exclusivo para los deportistas y personal de la organización y está ubicado en las afueras de Londres. La carrera se disputa en un circuito cerrado de 19 vueltas de 2,15 kilómetros.

 

Valencia resiste

La prueba que, de momento, también parece salvada, es el maratón de Valencia. La organización ha confirmado que será exclusivamente para profesionales. La organización, formada por SD Correcaminos y el Ayuntamiento de Valencia, será la encargada de invitar a los 300 corredores profesionales procedentes de todo el mundo. Esta será una oportunidad para conseguir la mínima para los Juegos Olímpicos de Tokio.

 

La prueba se disputará gracias al apoyo económico del empresario Juan Roig, a través de su Fundación Trinidad Alfonso, y de los patrocinadores de la prueba habitual, que se mantendrán en diciembre. Igual que el maratón de Londres, que ha mantenido la mayoría de sus socios.

El maratón de Valencia del año pasado tuvo un impacto económico en la ciudad de 23 millones de euros. La carrera acogió a más de treinta mil corredores y 77.000 visitantes. Según los datos de la organización, se generaron 4,2 euros por cada euro invertido en la prueba.

 

Por otro lado, la organización del maratón de Zagreb, convocada para el 11 de octubre, anunció ayer que suspendía su vigésimo novena edición debido a la pandemia. “Lamentablemente, el maratón de Zagreb comparte la suerte de todos los grandes maratones del mundo este año”, indica la nota de los organizadores tras resaltar que la decisión se adoptó a pesar de “varios meses de esfuerzos infructuosos para asegurar las condiciones necesarias con el fin de celebrar la carrera”.

Me interesa
Publicidad
Compartir
Normas de participación

info@palco23.com

 

Política de validación de los comentarios:

 

Palco23 no realiza validación previa para la publicación de los comentarios. No obstante, para evitar que comentarios anónimos afecten a derechos de terceros sin capacidad de réplica, todos los comentarios requieren de un correo electrónico válido, que no será publicado.

 

Escribe tu nombre y dirección de email para poder opinar sobre esta noticia: tras hacer click en el enlace que encontrarás en el correo de validación, tu comentario será publicado.

0 comentarios — Se el primero en comentar
...